Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Síntomas y signos del Aneurisma de Aorta

Tiempo de lectura: 2 min

La gran mayoría de los aneurismas de aorta son asintomáticos, es decir que su aparición y crecimiento no genera molestia alguna. Es, por ello, que se suelen detectar por casualidad, la gran mayoría de veces, en una prueba de imagen realizada por otro motivo.

Así, por ejemplo, es frecuente descubrir un aneurisma de aorta torácica a través de una radiografía de tórax o un escáner realizado por cualquier otro motivo, o bien un aneurisma de aorta abdominal en una ecografía solicitada para estudio de un posible problema urinario o prostático.  

Aunque no es usual, los aneurismas también pueden generar dolor, típicamente en la zona lumbar (en los aneurismas de aorta abdominal), o bien entre ambos omóplatos (en aneurismas de aorta torácica). La presencia de dolor en un paciente con un aneurisma obliga a descartar complicaciones, aunque no siempre tiene que ser así.

Signos clínicos

Manos, palpación, estómago, aneurisma

Aneurisma de aorta abdominal. El signo clínico más frecuente es la palpación del propio aneurisma en forma de una masa pulsátil a la altura del ombligo. Es importante remarcar que la palpación de un latido en el abdomen no siempre se asocia con un aneurisma de aorta por lo que se debe confirmar mediante una prueba radiológica.

Los aneurismas torácicos, por el contrario, no se suelen palpar debido a su localización profunda dentro del tórax.

Otros signos clínicos que se pueden presentar en los aneurismas de aorta son:

Tos persistente

Tos crónica, dificultad o molestias para respirar o tragar. En aneurismas de aorta torácica debido a la compresión de las vías respiratorias o digestivas.

Persona con picor en el interior de la boca y garganta

Ronquera o afonía. También en aneurismas torácicos por compresión de nervios relacionados con el habla.

Mujer con dolor de barriga

Malestar abdominal, vómitos, saciedad precoz. En grandes aneurismas abdominales por compresión digestiva.

Hinchazón y dolor de piernas

Molestias urinarias o hinchazón en las piernas. También en aneurismas abdominales por compresión de las vías urinarias o de las venas drenaje de las extremidades inferiores.

Piernas y un rayo, símbolo de dolor

Problemas circulatorios en extremidades inferiores. En forma de falta de riego súbito (frialdad, dolor, palidez), o bien la aparición de úlceras o lesiones en los dedos de los pies. 

Presencia de sangre al toser

Sangrado con la tos, por la boca o con las heces (o heces oscuras). Por comunicación y ulceración del aneurisma con las vías respiratorias o el tubo digestivo respectivamente.

Báscula con flecha hacia abajo

Pérdida lentamente progresiva de peso, fiebre o febrícula. Especialmente aquellos aneurismas de causa infecciosa o un subtipo especial llamado aneurismas inflamatorios.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Eduardo Quintana Obrador
Xavier Yugueros Castellnou

Publicado: 10 de marzo del 2020
Actualizado: 10 de marzo del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.

Noticias relacionadas con Aneurisma de Aorta