Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Investigación sobre la enfermedad de Parkinson en el Clínic

Tiempo de lectura: 2 min

Los proyectos de investigación que se desarrollan sobre la enfermedad de Parkinson están orientados a la obtención de resultados que puedan tener aplicación a corto plazo para mejorar el diagnóstico y el tratamiento. Una parte destacable de las líneas de investigación están relacionadas con los protocolos de investigación clínica del Servicio de Neurología.

La investigación en esta enfermedad se lleva a cabo, mayoritariamente, a través del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS). En concreto, se desarrolla en el grupo Parkinson y otros trastornos del movimiento neurodegenerativos, del Área de Neurociencias clínicas y experimentales.

Los investigadores de la Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento también participan en un Grupo de Investigación de la Generalitat (SGR) y en el Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas del ISCIII (CIBERNED).

El grupo centra su investigación en profundizar en la clínica, el desarrollo de ensayos clínicos con terapias experimentales, estudios de neuroimagen, genéticos, genómicos y de biomarcadores en la enfermedad de Parkinson y otros trastornos del movimiento, como los parkinsonismos atípicos, la corea o la distonía.

También se investiga la fase prodrómica de la enfermedad de Parkinson en personas con riesgo de desarrollar la enfermedad cuando los síntomas motores aún no se han manifestado. En este sentido, los investigadores de la Unidad han sido pioneros en demostrar el potencial de dos técnicas para el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson en personas que aún no la han desarrollado.

Por un lado, han demostrado que es posible diagnosticar la enfermedad de Parkinson en personas con trastornos del sueño a través de una biopsia. Esta prueba, que se realiza en la glándula submandibular, situada en la parte posterior de la boca, permite detectar la alfa-sinucleína, una proteína que se encuentra en las neuronas de las personas con esta enfermedad.

También han evaluado el potencial de la tomografía por emisión de positrones (PET), una técnica de diagnóstico por la imagen, para detectar de forma precoz enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson. Esta técnica permite observar la inflamación y la falta de dopamina en la sustancia negra, la parte del cerebro que cuando está dañada provoca el Parkinson, en pacientes con trastornos del sueño en fase REM que aún no tienen síntomas típicos de la enfermedad.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Almudena Sánchez Gómez
Ana Cámara Lorenzo
Maria José Martí
Yaroslau Compta Hirnyj

Publicado: 8 de julio del 2019
Actualizado: 14 de noviembre del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.