Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Realización de la Cesárea

Tiempo de lectura: 2 min

La cesárea se realiza en quirófano y, por norma general, está guiada por dos ginecólogos. Además, están presentes uno o dos anestesistas, personal de enfermería para el instrumental quirúrgico, personal auxiliar y una comadrona que comprueba el bienestar del bebé y realiza las primeras curas.

El tiempo medio estimado desde el inicio de la cesárea hasta el nacimiento del bebé es de 5-10 minutos y la duración total del procedimiento es de unos 30-45 minutos.

Siempre y cuando la cesárea no sea urgente y no hayan previstas complicaciones, la embarazada puede estar en quirófano con un acompañante que se sitúa a su lado durante todo el procedimiento.

Se suele utilizar anestesia epidural, aunque en algún caso de cesárea urgente o cuando hay una enfermedad materna grave es necesario realizar una anestesia general.

Una vez que la anestesia hace efecto se realiza un sondaje vesical permanente y se realiza la desinfección (asepsia) de la piel. Antes de la incisión en la piel se administra antibiótico por vía endovenosa como medida profiláctica de infección. La incisión en la piel es horizontal, de unos 10 centímetros de largo, por encima del pubis. Seguidamente, se abren las diferentes capas del abdomen hasta llegar al útero, se realiza una incisión sobre el útero y se introduce la mano dentro para extraer al bebé.

Aproximadamente minuto después del nacimiento del bebé se corta el cordón umbilical. Después, se produce el alumbramiento o salida de la placenta y se procede a cerrar el útero y las diferentes capas del abdomen haciendo una cuidadosa hemostasia y se comprueba que no haya sangrado. El cierre de la cicatriz de la cesárea se realiza mediante una sutura intradérmica, o bien con grapas quirúrgicas.

Complicaciones de la cesárea

En general, la cesárea es una cirugía muy segura. Alguno de los riesgos de un parto mediante cesárea son la infección de la herida quirúrgica y la hemorragia. Las lesiones de la vejiga y del intestino son muy infrecuentes.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.