Pequeños luchadores
150.000 Objetivo
Cada año ingresan en nuestra UCI de Neonatología unos 550 recién nacidos prematuros y su estancia se puede alargar durante meses.

En la última década se ha producido un cambio de paradigma en las Unidades de Cuidados Intensivos neonatales y se recomienda que los padres puedan estar con el recién nacido prematuro la mayor parte de tiempo posible durante el ingreso.

Por primera vez en un hospital público en Cataluña, y gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías, el Clínic puso en marcha el año pasado una prueba piloto para disponer de cámaras 24h en las incubadoras de la UCI de Neonatología, que permitían que los padres, así como los familiares, pudieran ver en tiempo real al bebé a través de dispositivos habilitados con internet.

Poder ver al bebé desde cualquier lugar durante las horas en las que los padres no pueden estar en la UCI, o cuando las madres están en la habitación del hospital en su periodo de ingreso, tiene un impacto positivo y fortalece el vínculo materno-filial, el estado emocional de las familias y la preparación para el alta domiciliaria.

¿Cuál es el objetivo?

La prueba piloto iniciada en 2018, con la instalación de cinco cámaras, ha permitido reducir la ansiedad de las madres en el momento de la separación, mejorar el vínculo materno-filial y la producción de leche materna.

El objetivo del proyecto es avanzar en el estudio del impacto de este nuevo sistema y dotar de cámaras cada una de las incubadoras de la UCI de Neonatología para ampliar el estudio.

¿Qué necesitamos?

Llegar a todos los bebés y a todas las familias que pasan por la UCI de Neonatología y avanzar en el estudio de impacto implica ampliar el número de cámaras 24h e incorporar 25 unidades más de las que se dispone en la actualidad.

El coste de esta adquisición representa 150.000 euros.