Stop Lupus
69.500 Objetivo
El lupus es una enfermedad autoinmune y crónica para la que, hoy en día, no hay cura.

El sistema inmunitario de las personas con lupus identifica de forma errónea las células propias del organismo como extrañas y las ataca produciendo anticuerpos. Esto puede llegar a causar daños en órganos sanos como la piel, las articulaciones, el riñón, el corazón, los pulmones o el cerebro.

Es difícil de diagnosticar porque puede afectar a cualquier órgano del cuerpo y sus síntomas varían de forma considerable entre los pacientes.

La investigación del lupus es muy importante, ya sea básica sobre el sistema inmunológico y el origen de la enfermedad, o clínica. Gracias a ella, el pronóstico del paciente de lupus ha mejorado de forma notable en los últimos 20 años y ha pasado de una supervivencia del 50% a los 5 años del diagnóstico a una del 90% en la actualidad.

¿Cuál es el objetivo?

En la actualidad el lupus se trata con fármacos antiinflamatorios, antitrombóticos, corticoides, inmunodepresores o terapias biológicas. Estos tratamientos se aplican con el objetivo de controlar la enfermedad con la mínima dosis posible administrada y durante el menor tiempo posible.

Con la experiencia del Hospital Clínic de Barcelona en el ámbito de la investigación de esta enfermedad, el objetivo del proyecto Stop Lupus es avanzar con nuevas terapias biológicas de última generación, enfocadas al tratamiento personalizado de los pacientes con la enfermedad .

También se quiere sensibilizar a la población en general sobre la crudeza de la enfermedad y el impacto que tiene en las vidas de los que la tienen.

¿Qué necesitamos?

Alcanzar los objetivos que proponemos implica incorporar recursos destinados de forma íntegra a investigar sobre esta enfermedad.

En concreto, queremos consolidar dentro del equipo de investigación del Dr. Ricard Cervera, Jefe del Servicio de Enfermedades Autoinmunes Hospital Clínico y jefe del grupo de investigación en Enfermedades autoinmunes sistémicas del IDIBAPS, la posición de un investigador dedicado al proyecto Stop Lupus. Su función será llevar a cabo estudios de comprensión de los diferentes aspectos del lupus, así como ensayos de nuevas terapias que sean más efectivas y tengan menos efectos secundarios que los actuales inmunodepresores.

El coste de esta nueva incorporación representa un coste de 69.500 euros anuales.