Cita de Albert Parés, Group leader
Sin investigación no se puede llevar a cabo una asistencia de excelencia

Investigación actual

Problema

Las enfermedades colestásicas autoinmunes, que incluyen la colangitis biliar primaria, la colangitis esclerosante primaria y la hepatitis autoinmune, son poco frecuentes, pero su prevalencia está creciendo. Su desarrollo, presentación, curso, pronóstico y tratamiento aún son poco conocidos.

El objetivo del grupo es mejorar el conocimiento de todos estos aspectos, y abordar nuevas estrategias terapéuticas. También pone énfasis en un mejor conocimiento sobre el origen, el desarrollo y el tratamiento de manifestaciones asociadas a las enfermedades colestásicas autoinmunes, como son el prurito y la osteoporosis.

Aproximación

Analiza las características clínicas y los indicadores pronósticos de estas enfermedades para delimitar el subgrupo de pacientes que precisa estas terapias innovadoras. Para conocer el origen y el desarrollo del prurito, llevaa cabo estudios metabolómicos en pacientes que reciben distintos tratamientos conocidos o en evaluación, como los fibratos.

El conocimiento de la patología metabólica ósea se aborda parcialmente, mediante procedimientos experimentales con líneas celulares óseas específicas. Desde el punto de vista clínico, se están evaluando nuevos tratamientos de primera y segunda línea (primera y segunda opción de tratamiento) para impedir la pérdida de masa ósea y aliviar así el prurito.

Impacto

Ha definido criterios de respuesta terapéutica al ácido ursodeoxicólico en la colangitis biliar primaria y ha descrito qué pacientes necesitan un tratamiento de segunda línea (de segunda opción).

El grupo ha demostrado la eficacia de los fibratos y su papel sobre el prurito asociada a la colestasis. De la colangitis esclerosante primaria ha definido varios fenotipos y factores pronósticos, y de la hepatitis autoinmune se está analizando qué pacientes pueden dejar de tomar inmunomoduladores (agentes que actúan sobre los mecanismos de la respuesta inmunitaria).

En cuanto a la osteoporosis vinculada a la colestasis, ha demostrado que, básicamente, depende de una formación ósea deficiente.