Cita de Xavier Forns, Group leader
El tratamiento de la hepatitis C con agentes antivirales es un ejemplo extraordinario de cómo la colaboración entre científicos básicos y clínicos puede hacer avanzar un campo

Investigación actual

Problema

Las hepatitis víricas, fundamentalmente la hepatitis C y B, son la principal causa de cirrosis, hepatocarcinoma y mortalidad hepática a nivel mundial. En el caso de la infección por el virus de la hepatitis B (VHB, con o sin VHD), no hay ningún tratamiento curativo, por lo que la investigación en este área es un gran reto.

Aparte de las enfermedades causadas por virus, la toxicidad hepática por fármacos es una realidad cada vez más prevalente en nuestro entorno y requiere una atención especial. Finalmente, las enfermedades metabólicas por depósito de cobre (Wilson) o hierro (hemocromatosis) son entidades poco frecuentes que evolucionan en cirrosis si no se diagnostican y tratan precozmente.

Aproximación

En el campo de las hepatitis víricas, los avances en el conocimiento de la interacción entre el virus y la respuesta inmunológica son clave para entender la historia natural de la enfermedad y para el desarrollo de nuevas dianas terapéuticas.

En el caso de las hepatopatías metabólicas y tóxicas, los estudios epidemiológicos y la investigación de los factores (genéticos, ambientales) que intervienen en el desarrollo de la enfermedad son campos en expansión.

Impacto

El grupo ha hecho contribuciones relevantes en el estudio del impacto de la curación de la hepatitis C, especialmente en el tratamiento de (con antivirales) en pacientes con hepatopatía avanzada y manifestaciones extrahepáticas asociadas. Los estudios que actualmente lleva a cabo ayudarán a comprender mejor los factores inmunológicos implicados en la evolución de las hepatitis y también a identificar, con mayor precisión, los pacientes con mayor riesgo de problemas derivados de estas enfermedades.