Cita de Constantino Fondevila, Group leader (R4)
El trasplante de hígado no sólo alarga la vida, sino que también mejora su calidad

Investigación actual

Problema

El trasplante de hígado es el único tratamiento viable para las personas que sufren una enfermedad hepática terminal y para algunos tumores de hígado.

El éxito de la intervención depende, a corto plazo, de tener un buen sustituto del injerto que se va a trasplantar. Y a largo plazo, de ser capaces de prevenir el rechazo que podría causar el aloinjerto. De todos modos, lo que siempre hay que reducir es el riesgo de padecer una enfermedad crónica, debido al uso de medicamentos inmunosupresores.

Aproximación

La investigación del grupo se centra en optimizar los órganos que pueden ser viables para un trasplante mediante técnicas de obtención y preservación, así como mejorar la calidad de vida y la supervivencia de los pacientes trasplantados.

Para ello, el equipo trabaja con varias líneas de investigación básica/experimental, modelos traslacionales o preclínicos e investigación clínica. Se trata de un grupo multidisciplinar formado por cirujanos, hepatólogos, anestesiólogos, inmunólogos y biólogos con un objetivo común: mejorar el conocimiento científico y, sobre todo, la vida de los pacientes que atiende.

Impacto

Ser un grupo de investigación multidisciplinar aporta una visión global que permite avanzar en la investigación sobre el trasplante de hígado.

Así, el equipo ha hecho contribuciones destacadas en la solución para preservar los injertos en cuanto se obtienen y en el desarrollo de formas avanzadas de perfusión hepática in situ y ex situ, lo que permite traplantar con garantías hígados subóptimos con la máxima seguridad, como los de donantes que han sufrido un paro cardiaco.

El grupo también ha establecido cuáles son los pacientes con tolerancia operativa; es decir, los que no necesitan inmunosupresión, y ha definido unos marcadores de inmunosupresión que ayudan a personalizar el tratamiento inmunosupresor. Otra línea de investigación ha permitido identificar cuáles son los factores de riesgo cardiovascular que tienen un impacto en la evolución de los trasplantes de hígado, lo que hace necesaria la personalización de los fármacos inmunosupresores.

En relación con la hemostasia y la coagulación, el grupo ha definido algunos factores de riesgo que provocan episodios trombóticos venosos a los pacientes que han sufrido un trasplante hepático. Así, se facilita el manejo de las complicaciones que puedan aparecer.

Los desórdenes biliares son la principal causa de enfermedad en las personas trasplantadas de hígado. El grupo se ha centrado en optimizar el diagnóstico y el tratamiento de estas complicaciones, que afectan directamente a la calidad de vida de los pacientes. De esta forma se han podido refinar los protocolos para ofrecer a los pacientes la estrategia más adecuada.