El proceso de ingreso programado y alta se realiza en cada uno de los Servicios asistenciales, los días laborables, de lunes a viernes, de 8:00 a 17:30 horas.

Fuera de este horario, el ingreso, ya sea programado o urgente, se realiza a través del Servicio de Admisiones de Urgencias.

Para hacer los trámites administrativos necesarios hay que llevar el Documento identificativo (DNI, NIE, pasaporte) y la tarjeta sanitaria individual (TIS) o la autorización de la aseguradora correspondiente, si es el caso.

Ingreso en la unidad de hospitalización

Al llegar a la unidad de ingreso, el paciente es recibido por el personal de enfermería que hace la acogida, comprueba su identidad y le coloca el brazalete identificativo en la muñeca. En este brazalete constan nombre, apellidos, fecha de nacimiento y número de la historia clínica.

El brazalete no se debe quitar durante los días que dure el ingreso ya que sirve para evitar confusiones con otros pacientes. Por este motivo, la identidad se verifica antes de realizar algún procedimiento.

El personal de enfermería acompaña al paciente en la habitación y le explica las normas de funcionamiento de la Unidad. Cualquier duda que surja se puede plantear al personal de enfermería.

Se debe comunicar al personal de enfermería si se toma alguna medicación, para que el médico responsable tenga conocimiento. Siempre que sea posible se debe llevar la receta médica o el prospecto de los medicamentos. Durante el ingreso no se debe tomar ningún medicamento que no dé el personal sanitario. Es importante informar de cualquier alergia o problema que el paciente haya tenido con medicamentos, alimentos u otros productos.

Hay que facilitar los datos (nombre y teléfono) de un familiar de contacto.

A la habitación se debe llevar:

  • Un pijama
  • Unas zapatillas cerradas por el talón
  • Una bata
  • Artículos de higiene personal

Si se utilizan prótesis dentales, auditivas, gafas, etc., hay que asegurarse de guardarlos siempre cuando se saquen en el armario o en el cajón de la mesita auxiliar. Hay que informar de su uso al personal de enfermería para evitar pérdidas o desperfectos.

Hay que procurar no llevar objetos de valor durante la estancia, y en caso de llevarlos, el hospital no se hace responsable de su pérdida, excepto en el caso de que se hayan depositado en el Servicio de Seguridad de el hospital. Se puede preguntar al personal de enfermería de cómo hacerlo.

Es habitual compartir habitación con otro paciente, con lo que hay que recordar que se debe tener la puerta de la habitación cerrada, excepto en aquellos casos en que el personal sanitario establezca lo contrario.

Si se comparte habitación es posible que se oiga información médica de la otra persona, por lo que se recuerda que uno de los deberes recogidos en la Carta de derechos y deberes de la ciudadanía en relación a la asistencia sanitaria es el de respetar la intimidad y la confidencialidad de terceras personas.

Hay que mantener bajo el volumen de los aparatos de radio y televisión, que deben apagarse si así lo indica el personal de enfermería u otro paciente.

Se debe mantener el teléfono móvil en modo silencio y evitar su uso durante la visita médica o de enfermería.

Las unidades suelen tener una zona para acompañantes que se pueden utilizar durante las visitas. Se debe evitar estar en los pasillos.

Recomendaciones durante el ingreso

Para prevenir alguna infección durante la estancia en el hospital, es necesario:

  • Lavarse siempre las manos con agua y jabón, durante al menos 20 segundos, después de haber utilizado el baño, antes de comer o después de tocar un objeto que esté sucio. Las manos deben mantenerse siempre limpias.
  • Es importante recordar a cualquier persona que debe tener las manos limpias.
  • No se debe visitar a nadie en el hospital si se está resfriado, la persona se encuentra mal y, especialmente, si se tiene diarrea.
  • Se debe evitar tocar vendajes o equipos de suero del paciente.

Limpieza de las instalaciones

La limpieza de la habitación se realiza todos los días, habitualmente en el turno de mañana.

Si la habitación necesita limpieza, se comunicará al personal de enfermería.

Los acompañantes deben esperar en la zona de acompañantes durante la limpieza.

Preparación para el alta hospitalaria

Se informa del día de alta con 24-48h de antelación, aunque este periodo puede variar en función de la situación clínica.

En general, se procura dar las altas antes de las 12 del mediodía.

Al alta, se le da al paciente la información y la documentación sobre lo que se debe hacer a continuación, en cuanto a tratamientos o si se deben hacer visitas posteriores. Se debe comprobar que la documentación facilitada sea la del paciente correcto antes de marcharse.

Alimentación durante el ingreso

La alimentación forma parte del tratamiento, por lo que la elaboración de la dieta de los pacientes está supervisada por el Servicio de Dietética con el objetivo de adecuarla a cada situación médica.

Hay que recordar al personal de enfermería si el paciente tiene algún tipo de intolerancia, alergia o restricción.

No se deben comer o beber alimentos que no estén incluidos en la dieta, excepto si el personal médico lo autoriza. No se debe guardar ningún alimento en la habitación, pues podrían ocasionar problemas sanitarios.

En la unidad donde se hace el ingreso se informa del horario de las comidas.