Cita de Anna Maria Novials, Group leader
El tratamiento o la supuesta curación de la diabetes sólo avanzará con la investigación de las causas moleculares de la enfermedad

Investigación actual

Problema

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por una hiperglucemia crónica (niveles altos de glucosa en la sangre), debido a un defecto en la secreción y/o la acción de la insulina. Hoy en día es un grave problema sanitario a escala mundial debido a su prevalencia (más de 425 millones de personas), su coste económico y el número de muertes que provoca por las complicaciones que conlleva. Asimismo, se observa un aumento de personas jóvenes que la padecen. Por lo tanto, hay que conocer los mecanismos que la desencadenan y establecer nuevas estrategias de prevención y tratamiento.

Aproximación

Combinando la investigación clínica y básica el grupo lleva a cabo estudios en modelos animales y en humanos para comprender mejor la diabetes y para crear métodos innovadores de tratamiento y de prevención. Las líneas de investigación se centran en la prevención y el control de la diabetes con intervenciones en el estilo de vida; la búsqueda de marcadores para predecir el desarrollo de la diabetes y las complicaciones que conlleva; el estudio de la disfunción endotelial relacionada con la diabetes y las complicaciones vasculares, y de los mecanismos moleculares de deterioro de las células b-pancreáticas durante la progresión de la enfermedad, así como la búsqueda de dianas terapéuticas.

Impacto

El grupo ha identificado unas moléculas, llamadas microRNAs, que aparecen alteradas en la sangre de los pacientes prediabéticos. Este hecho permitirá avanzar en tratamientos que se anticipen y eviten la aparición de la diabetes y de las complicaciones que la acompañan.

Varios estudios del grupo han permitido descubrir que hay unas moléculas denominadas chaperonas que protegen a las células b-pancreáticas y abren la puerta a utilizarlas para el tratamiento de la diabetes.

También ha llevado a cabo un seguimiento de los patrones alimentarios y del ejercicio físico de los pacientes con diabetes tipo 1 para ayudarles a mejorar el control sobre la enfermedad y, por tanto, su calidad de vida.