Cita de Francesc Artigas, Group leader (R4-IIBB-CSIC)
Nuestro interés siempre se ha centrado en entender la complejidad de los circuitos cerebrales para poder mejorar el tratamiento de las enfermedades mentales

Investigación actual

Problema

La depresión y la esquizofrenia son con toda probabilidad las dos enfermedades mentales con mayor impacto socioeconómico y personal. Los tratamientos actuales, basados en los mismos principios farmacológicos que los fármacos de primera generación, son de acción lenta e ineficaces, lo que reduce la calidad de vida de los pacientes y aumenta el riesgo de suicidio entre los que no responden al tratamiento.

el mismo modo, los trastornos psiquiátricos y cognitivos de la enfermedad de Parkinson carecen de un tratamiento adecuado. Por lo tanto, uno de los grandes retos de la neurociencia traslacional en el siglo XXI es entender las alteraciones de los circuitos neuronales responsables de estas enfermedades y diseñar nuevas terapias que sean más eficientes.

Enfoque

El grupo estudia los circuitos cerebrales y los procesos sinápticos implicados en la fisiopatología y el tratamiento de enfermedades mentales graves y analiza, asimismo, los aspectos psiquiátricos y cognitivos de la enfermedad de Parkinson.

Con este objetivo, el grupo utiliza una amplia gama de estrategias experimentales en modelos animales que incluyen enfoques moleculares, celulares, electrofisiológicos, neuroquímicos y conductuales que permiten obtener una visión detallada de cómo funcionan los circuitos cerebrales en diferentes niveles de complejidad. El principal objetivo de nuestra investigación es identificar nuevas dianas moleculares para la intervención terapéutica y biomarcadores para el diagnóstico y la detección precoz o para valorar la respuesta al tratamiento.

Impacto

A lo largo de los años, el grupo se ha consolidado como un referente internacional en el campo de la neuropsicofarmacología, con especial relevancia de sus estudios sobre el papel de los receptores de serotonina en el mecanismo de acción de los antidepresivos, estudios que han llevado al desarrollo de nuevos medicamentos por parte de empresas farmacéuticas.

El grupo también ha desarrollado nuevos modelos animales para identificar posibles fármacos antipsicóticos. Entre los logros más recientes se cuenta el desarrollo y uso de estrategias de oligonucleótidos traslacionales en el trastorno depresivo mayor y en la enfermedad de Parkinson.