Cita de Albert Pol, Group leader
El cuerpo humano es un ingenio único, capaz de caminar, hablar, inventar y reproducirse. 30 billones de células, que funcionan en sociedad, lo hacen posible. ¿Nuestro reto? Descifrar la célula

Investigación actual

Problema

El cuerpo humano tiene 200 tipos de células diferentes coordinadas de forma exquisita. Cuando uno o varios componentes de esta orquesta falla, aparece la enfermedad.

Una de las causas más comunes de enfermedad es la lipotoxicidad. Los lípidos, como el colesterol o los ácidos grasos, son básicos para construir y mantener las células activas, pero en exceso las dañan. Obesidad, diabetes, aterosclerosis, cáncer o neurodegeneración se originan o se agravan debido a la lipotoxicidad. Las estadísticas aseguran que el 100% de los europeos sufrirá, al menos, una de estas enfermedades a lo largo de su vida.

Aproximación

La lipotoxicidad puede afectar a cualquier tipo de célula y la primera medida para evitarla es llevar un estilo de vida saludable. Esto no quiere decir eliminar los lípidos de la alimentación, porque son esenciales para la vida: representan el 10% del peso de una célula y el 50% de las membranas celulares.

El grupo quiere entender los mecanismos moleculares de la lipotoxicidad y averiguar por qué algunos lípidos son tóxicos y otros son beneficiosos. Estudia cómo las células almacenan, utilizan y eliminan las grasas. Este conocimiento permitirá elegir dianas terapéuticas correctas y medicamentos eficaces para tratar los distintos aspectos de la lipotoxicidad.

Impacto

Desde 2001 el grupo ha estudiado la biología celular y la fisiología de los cuerpos lipídicos (lipid droplets, LDs). Los LDs son los orgánulos intracelulares diseñados específicamente durante la evolución de las diastintas formas de vida para evitar la lipotoxicidad. Los ha estudiado desde que se forman hasta que se consumen, y también está evaluando el papel que juegan en distintas situaciones como la obesidad, la regeneración hepática y la respuesta inmunológica.