Clínic Barcelona

Cataluña es una de las regiones con mayor prevalencia del Mal de Chagas, una enfermedad desconocida y olvidada, originaria de Latinoamérica

Hace pocos años la enfermedad de Chagas era una dolencia rara en España. Sin embargo, hoy en día, a pesar de que sigue siendo una enfermedad olvidada y desatendida, constituye un problema más para la salud pública de nuestro país, debido al gran flujo de inmigración originario de países latinos.

En la actualidad residen en España casi dos millones y medio de personas que vienen de áreas endémicas, concentrándose la mayor parte en Cataluña, Madrid, Valencia, Murcia y Andalucía, regiones con mayor número de casos. En Cataluña residen cerca de 580.000 personas oriundos de estas zonas. En total se estima que en nuestro país podría haber entre 50.000-70.000 afectados por la enfermedad de Chagas. En el mundo, 8 millones de personas padecen la enfermedad, que mata a 12.500 personas y produce 42.000 nuevos casos cada año.

La enfermedad de Chagas es una enfermedad tropical producida por la picadura de un chinche, que transmite un parásito, el Trypanosoma cruzi. Además, el parásito puede transmitirse de madres a hijos durante el embarazo, por vía transfusional y a partir de transplante de órganos de personas infectadas.

Los avances en la búsqueda de nuevos métodos diagnósticos y de tratamiento son escasos e insuficientes

Con el afán de favorecer su detección precoz, la Fundación Mundo Sano España, colabora junto al AGAUR, la SEMTSI y la AECID en la séptima edición del Taller sobre Enfermedad de Chagas, organizado por el CRESIB y coordinado por el doctor Joaquím Gascón, jefe de la sección de Medicina Tropical del Hospital Clínic e investigador principal del CRESIB, que este año versará sobre nuevas herramientas para el diagnóstico y manejo de la enfermedad de Chagas.

Ya se han cumplido cien años desde el descubrimiento de la enfermedad de Chagas y los avances en la búsqueda de nuevos métodos diagnósticos y de tratamiento resultan tan escasos como insuficientes. Comparando el Chagas con otras enfermedades también consideradas olvidadas, resulta evidente que la asignación de recursos es insuficiente para revertir esta situación”, apunta Juan J. Santos Sanz-Bustillo, coordinador de la Fundación Mundo Sano España.

Un  diagnóstico y tratamiento a tiempo aumenta las probabilidades de curación

La enfermedad de Chagas se caracteriza por ser silente ya que puede convivir con el paciente hasta 30 años sin producir síntomas. No obstante, si este mal no se trata, un 30% de los pacientes desarrolla problemas digestivos o cardiopatías que dificultan seriamente su vida y pueden causarle incluso la muerte.

En la fase crónica  de la enfermedad la tasa de curación en personas adultas es reducida y la eficacia del tratamiento mediocre, sin embargo, en niños y jóvenes, un tratamiento precoz proporciona una alta tasa de curación, pudiendo alcanzar el 100% en los recién nacidos.

Cataluña, una de las comunidades pioneras en implementar protocolos de actuación para el control de Chagas congénita

Por la ausencia del chinche, además de ésta existen otras potenciales vías de contagio, como las transfusiones de sangre y  los trasplantes de órganos. Desde el año 2005 en España se controla el riesgo de contagio por donación de sangre a través del cribado en los bancos de sangre y también hay protocolos de actuación en transplantes. Por tanto, el reto actual es el control de su transmisión por la vía materno-fetal, mediante el cribado en embarazadas y recién nacidos de madres seropositivas para la enfermedad de Chagas. A este respecto en Cataluña y Valencia, ya se están implementando protocolos oficiales de actuación para el control del Chagas congénito.

En esta línea, la Fundación Mundo Sano España, advierte que en nuestro país viven una gran cantidad de mujeres en edad fértil con riesgo de generar casos de Chagas congénito. El coordinador de la Fundación Mundo Sano España, Juan J. Santos Sanz-Bustillo,  señala la importancia de hacer pruebas de cribado a todas las mujeres gestantes procedentes de zonas endémicas y, en caso de dar positivo, realizar el diagnóstico a sus recién nacidos y al resto de sus hijos. Continúa reclamando la importancia de que el Chagas sea concebido como un problema de salud pública en España y de que se extienda el uso efectivo del Protocolo en el resto de las Comunidades Autónomas, por el bien de los afectados y de los posibles receptores de órganos infectados.

LA FUNDACIÓN MUNDO SANO

La Fundación Mundo Sano España es una institución cuyo principal objetivo es poner la ciencia al servicio de la salud, allí donde hace más falta. Mantiene un estrecho vínculo con la Fundación Mundo Sano en Argentina para recorrer en paralelo, desde ambos continentes, el camino que busca combinar la investigación científica y el combate de las enfermedades desatendidas, como vienen haciendo desde hace ya 10 años en las zonas más vulnerables de Argentina.

Debido al aumento de los casos de enfermedades tropicales fuera de sus áreas endémicas, causado principalmente por los crecientes flujos migratorios, los viajes internacionales y las nuevas condiciones climatológicas generadas por el cambio climático, la Fundación Mundo Sano España también tiene como misión alertar y prevenir sobre esta nueva realidad en los lugares donde están apareciendo casos autóctonos de estas enfermedades, y que paradójicamente poseen tanto el conocimiento como los medios de investigación y desarrollo para hacerlas frente de una manera integral y sostenible. Apoyándose en su vinculación con el grupo farmacéutico español: CHEMO, la Fundación ofrece un gran potencial de colaboración a los organismos tanto públicos como privados que trabajan para mejorar la situación de los que más sufren estas enfermedades en el mundo, tal y como viene haciendo en colaboración con la Fundación Mundo Sano en Argentina desde hace ya 10 años.

La colaboración con el taller sobre Chagas organizado por el CRESIB -iniciada en 2009- es la primera de una serie de actividades que Mundo Sano España se propone realizar a lo largo de este año para reforzar esta labor. En su afán por mejorar la salud de los afectados, también está dando apoyo en la Comunidad Valenciana a un proyecto de Chagas con niños y jóvenes latinoamericanos junto a la Asociación de afectados por esta enfermedad (ASAPECHAVAE), con el fin de que sean diagnosticados y tratados en los hospitales de su comunidad.

CRESIB – Hospital Clínic de Barcelona

El Centre de Recerca de Salut Internacional de Barcelona (CRESIB, Hospital Clínic-Universitat de Barcelona) trabaja en la formación de investigadores y personal sanitario cualificado en esta área, así como en programas de información y difusión a la población general, fundamentalmente a la comunidad latinoamericana, que es la más afectada por esta enfermedad. Desde el punto de vista asistencial, el Hospital Clínic de Barcelona está dotado de un dispensario monográfico que cuenta con la colaboración de especialistas en enfermedades infecciosas, cardiología y gastroenterología, y desde donde se ofrece una atención especializada a los pacientes con enfermedad de Chagas.

Desde el punto de vista de la investigación, el CRESIB promueve estudios para mejorar el conocimiento de esta enfermedad, y dar respuesta a los retos que plantea: nuevos medicamentos más eficaces y con  menos efectos adversos, estrategias de control en la población inmigrante, nuevas herramientas diagnósticas, etc. El CRESIB también colabora con CEADES, la Universidad Mayor de San Simón y el Hospital de Viedma (Cochabamba, Bolivia) en una plataforma de asistencia, formación e investigación en Cochabamba (Bolivia), uno de los países más afectados por la enfermedad de Chagas. Dicho programa está financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID). Este programa se extenderá en los próximos meses a otras zonas del país, como Tarija y Santa Cruz