Centro Esther Koplowitz, un nuevo referente internacional de investigación biomédica

El President de la Generalitat, José Montilla, acompañado de la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, han presentado esta mañana el Centro Esther Koplowitz para la investigación biomédica. También han asistido al acto el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, la consellera de Salud, Marina Geli, el director general de Investigación del Departamento de Innovación, Universidades y Empresa, Joan Roca, el rector de la Universidad de Barcelona, Dídac Ramírez, el Consejero Delegado del Hospital Clínic, Raimon Belenes, el director del IDIBAPS-Fundació Clínic, Ramon Gomis, y el director del Centro Esther Koplowitz, Vicente Arroyo, entre otras personalidades políticas y científicas.

El Centro Esther Koplowitz es el nuevo edificio donde podrán desarrollar todo su potencial científico los investigadores del Hospital Clínic de Barcelona, la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona y el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona del CSIC, que unen sus esfuerzos en el marco del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS), y el Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIB).

La puesta en marcha de este centro ha sido posible gracias a la aportación inicial de la Fundación Esther Koplowitz. La donación, valorada en más de 15 millones de euros y destinada a la construcción del edificio, es el mecenazgo a la investigación científica más importante realizado en España, y una de las más destacadas de Europa. La construcción y equipamiento del edificio supondrá una inversión de más de 60 millones de euros.

Este proyecto se inició en diciembre de 2005, momento en el que se hizo pública la aportación de la Fundación Esther Koplowitz al Hospital Clínic de Barcelona, a través de la Fundació Clínic. Las obras se iniciaron en febrero de 2008 y finalizaron el pasado mes de septiembre.

El Centro Esther Koplowitz es el resultado de la suma de tres iniciativas: la de los médicos del Hospital Clínic que, a través de la Fundación Clínic, compraron un solar próximo al Hospital para construir un centro de investigación; la de Esther Koplowitz, que a través de su Fundación ha financiado la construcción del edificio; y, finalmente, el apoyo de la Generalitat de Catalunya, el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Instituto de Salud Carlos III y la Universidad de Barcelona. Para hacer realidad este proyecto también se ha contado con la colaboración de otros mecenas como la Fundación Privada Cellex, la Acción Sardà Farriol para la Investigación en Diabetes (ASF) y Laboratorios Esteve.

Un modelo translacional que une esfuerzos públicos y privados

Centre Esther KoplowitzEl Centro Esther Koplowitz es un claro ejemplo de co-responsabilidad entre el sector público y el privado, un modelo poco arraigado en España. Este esfuerzo conjunto es un excelente medio para construir una sociedad sostenible basada en la economía del conocimiento y la transferencia de tecnología puntera.

El Centro Esther Koplowitz impulsa una concepción moderna de la investigación biomédica que une investigación básica y clínica de forma competitiva y eficaz. Su proximidad al Hospital Clínic lo convierte en una institución especialmente apta para la investigación translacional, de transferencia y competitiva. La concepción de los espacios de trabajo responde a las necesidades de la biomedicina más puntera, con áreas compartidas concebidas para facilitar la interacción y con plataformas de apoyo accesibles.

Un edificio que potencia la investigación biomédica

Centre Esther KoplowitzEl edificio se ha construido sobre una parcela de 3.000 m2 situada en la calle Rosellón (entre las calles Urgell y Villarroel), con una fachada de 41 metros y una profundidad edificada de 25 metros. Los 2.000 m2 no edificados han sido cedidos al Ayuntamiento de Barcelona para su uso público y se destinarán a parque urbano. Dispone de planta baja, una planta altillo y cinco plantas con una superficie total de 6.500 m2 sobre el nivel del suelo. En el subsuelo se han construido tres plantas subterráneas con una superficie total de 2.485 m2.

La planta baja y la planta altillo se dedican a usos comunes (cafetería, sala de actos, seguridad, portería, recepción, dirección del Centro Esther Koplowitz, del IDIBAPS y de la Fundació Clínic, estructuras administrativas de apoyo a los investigadores, recepción de visitantes, vestuario, seminarios…). La planta del subsuelo y las cinco plantas superiores se destinan a laboratorios de investigación, laboratorios de innovación tecnológica y plataformas de apoyo a la investigación (genómica, trancriptómica, proteómica, bioinformática, citometría y criopreservación). Los sótanos 1 y 2 se dedicarán a zonas de almacenamiento y aparcamiento de vehículos.

El edificio optimiza su consumo energético con la captación de energía solar y la iluminación con una innovadora tecnología de leds de bajo consumo.

Colaboraciones internacionales

Centre Esther KoplowitzEl Centro Esther Koplowitz es una nueva oportunidad de establecer vínculos internacionales con centros de reconocido prestigio. La investigación del más alto nivel requiere una red estable de contactos y colaboraciones a nivel mundial. Un claro ejemplo son los convenios de colaboración que se están gestando con el Centro MD Anderson de Houston, especializado en el tratamiento del cáncer, y la Bar-Ilán University de Israel.

Hay que destacar la presencia creciente de investigadores del entorno del Centro Esther Koplowitz en proyectos de investigación financiados por la Comisión Europea. En 2009 eran 13 los proyectos coordinados por integrantes del IDIBAPS, 6 de ellos concedidos en 2009, y casi 50 más en los que participaban. El índice de éxito logrado en las convocatorias europeas por los profesionales del IDIBAPS y su Oficina de Proyectos Europeos está al alcance de muy pocas instituciones. En el año 2009, la Comisión Europea concedió el 40% de los proyectos solicitados por el IDIBAPS, mientras que la media europea ronda el 17%.

Líneas de investigación punteras

Las principales líneas de trabajo que ya están en marcha en el marco del IDIBAPS se verán reforzadas gracias a los laboratorios y el equipamiento tecnológico de última generación del nuevo edificio. En el Centro Esther Koplowitz, jóvenes valores en alza y líderes internacionales desarrollarán sus tareas de investigación en las mejores condiciones.

En las distintas plantas del Centro Esther Koplowitz se distribuirán primeras figuras internacionales dedicadas al estudio de: Metabolismo, Diabetes y Obesidad; Enfermedades del sistema digestivo y del hígado; Hematología y Oncología; Enfermedades relacionadas con la pobreza e Inmunología.

La Fundación Esther Koplowitz

Creada en diciembre de 1995 para ayudar a las personas más desfavorecidas de la sociedad, la Fundación supuso la institucionalización de la actividad social que su fundadora, Esther Koplowitz, ha desarrollado desde siempre.

La Fundación se nutre única y exclusivamente de las aportaciones que realiza Esther Koplowitz y está considerada como Organización Benéfico-Social por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Hasta la fecha, las donaciones realizadas por la Fundación Esther Koplowitz rondan los cien millones de euros.

Además del impulso a la investigación médica que supone la creación del Centro Esther Koplowitz, la Fundación Esther Koplowitz ha realizado diversas aportaciones como la donación del Robot Da Vinci al Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Las actividades y colaboraciones que desarrolla la Fundación, directamente o con otras asociaciones, son numerosas y están encaminadas a paliar las necesidades de los más desfavorecidos de la sociedad. Sus iniciativas más significativas se desarrollan a favor de los ancianos sin recursos y las personas que padecen algún tipo de discapacidad física o psíquica, mayores de edad y cuyas familias carecen de los medios necesarios para atenderles. De esta necesidad surge la idea de construir y equipar tres residencias en Madrid, Barcelona y Valencia, destinadas a mejorar la calidad de vida de estas personas que, posteriormente, fueron donadas a la Administración. Próximamente se iniciará la construcción de una nueva residencia en Valladolid y de otra en Valencia.