Clínic Barcelona

Dormir bé per viure millor, tema de la segunda conferencia del ciclo Forum Salut Clínic 2012


El pasado jueves 23 de febrero tuvo lugar la segunda conferencia del ciclo Forum Salut Clínic 2012, que con el título Dormir bé per viure millor ofrecieron el Dr. Josep M. Montserrat, el Dr. Manuel Salamero i la Dra. Isabel Vilaseca, los tres especialistas de la Unidad Multidisciplinaria del Sueño del Hospital Clínic de Barcelona.

Dr. Montserrat, Dr. Salamero, Dra. VilasecaAl inicio de la conferencia, los doctores comentaron que el sueño ocupa la tercera parte de nuestra existencia; su naturaleza y su función nos permite recuperar la energía, revitalizar nuestra capacidad mental, sincronizar los aspectos biológicos y consolidar nuestra memoria. Mientras dormimos, nuestro cerebro continua funcionando, en ocasiones con una actividad alta. Existen dos fases del sueño, cada una de ellas con funciones diferentes. Una es la conocida como fase REM -la fase en la que habitualmente soñamos-, en la que se produce una reducción marcada del tono muscular pero en cambio se da una gran actividad cerebral. En la otra fase se da una mayor actividad muscular pero en cambio hay una menor actividad cerebral.

Seguidamente, los conferenciantes hablaron de los trastornos del sueño más comunes: el ronquido, el insomnio, las enfermedades del sueño que producen somnolencia diurna, las conductas atípicas durante el sueño y los trastornos del ritmo sueño/vigilia, que sufren entre un 20 y un 25% de la población, y que pueden causar consecuencias importantes.

El ronquido puede llegar a producir problemas sociales graves. En ocasiones se originan problemas en la vía aérea superior que se podrían beneficiar con tratamiento quirúrgico, aunque el mejor tratamiento es la pérdida de peso, evitar el alcohol y los sedantes y dormir de lado. Existen algunas prótesis bucales que pueden ser útiles.

El insomnio es muy común, siendo el más frecuente el psicofisiológico, y se asocia a síntomas diurnos como cansancio o dificultad de concentración. La mayoría de los individuos que la sufren no van al médico y, de una manera errónea, utilizan por sí mismos estrategias y fármacos para dormir y entran en un círculo vicioso; llevarse los problemas a la cama tampoco es una buena opción. El tratamiento óptimo es “rutinizar” todas las pautas de dormir, evitar tener relojes en la habitación, no hacer siesta, evitar estimulantes antes de dormir (café, colas), utilizar la cama solamente para dormir o tener los pies calientes. Si no es posible dormir i se crea angustia, se puede levantar de la cama y leer alguna cosa hasta que vuelva el sueño. La televisión y el ordenador tampoco son buenas opciones. El tratamiento farmacológico, en caso de que sea necesario, solo se ha de realizar durante períodos cortos.

La somnolencia excesiva durante el día es la tendencia a sufrir una sensación de sueño en momentos inapropiados. Este trastorno dificulta la actividad laboral o social. La causa más frecuente es tener unos malos hábitos de sueño y dormir poco y mal. Es un problema endémico en nuestra sociedad y comporta trastornos médicos, accidentes de tráfico y laborales. Entre las distintas enfermedades del sueño destacan las paradas respiratorias durante el sueño (apneas) que son debidas a una obstrucción en la faringe i dan lugar a un sueño no reparador. Hay otras causas más raras y curiosas como la narcolepsia, que es una mala función de los centros neurológicos que controlan el sueño. Cursa con un fenómeno muy singular conocido como catalepsia. Tras una emoción intensa, cantar un gol por ejemplo, el sujeto puede perder el tono muscular y desplomarse.

Las conductas atípicas durante el sueño son conocidas técnicamente con en nombre de parasomnias. Van desde entidades conocidas como el sonambulismo a otras menos frecuentes como la presencia de movimientos agresivos que algunos sujetos de edad avanzada pueden sufrir en ciertas fases del sueño o movimientos intensos de las piernas o pesadillas muy angustiosas. Finalmente, como trastornos del ciclo sueño/vigilia, se entiende como un desajuste involuntario entre los períodos de vigilia y sueño del paciente y los de su entorno. Por ejemplo, el que pasa después de viajes aéreos a través de zonas  de diferente horario (jet lag) o a causa de cambios frecuentes en el horario de trabajo que es realmente un problema importante.

Como conclusión, dormir es un derecho y un deber. Se ha cuidar del sueño porque es imprescindible para una actividad social y laboral: es salud y calidad de vida. Un buen dormir mejora diversas enfermedades, mientras que un dormir alterado o con trastornos puede producir síntomas diurnos importantes e incluso graves, como accidentes de tráfico.

Después del turno de ruegos y preguntas por parte del numeroso público asistente, se anunció la siguiente conferencia del ciclo que, con el título Podem vèncer el dolor? irá a cargo de la Dra. Carme Busquets, del Área Quirúrgica del Hospital Clínic.