Clínic Barcelona

El Dr. Miquel Bruguera y las medicinas alternativas y complementarias, en la primera sesión del Fòrum Salut Clínic 2014

El insigne Dr. Miquel Bruguera, hepatólogo eminente y "Creu de Sant Jordi" 2010, fue el encargado de iniciar la temporada 2014, la quinta, del Ciclo de Conferencias en Salud "Forum Salut Clínic" ante un numeroso público asistente que llenaba la sala de actos del hospital. El tema de la conferencia del Dr. Bruguera es de mucha actualidad: "Las medicinas no oficiales: ¿son alternativas o complementarias?".

El Dr. Bruguera comenzó su intervención situando en contexto los términos  "medicinas alternativas" y "medicinas complementarias". Las medicinas alternativas comprenden el conjunto de prácticas curativas que se sustentan en unas bases teóricas que son diferentes de las que fundamentan la medicina oficial o medicina de base científica y  que son excluyentes de la medicina convencional, es decir, no se pratican de forma simultánea a esta última. Como ejemplo de terapias alternativas se pueden nombrar la homeopatía y la medicina tradicional china. Hay, empero, otras prácticas curativas como la medicina natural, la quiropraxis, los masajes o la fitoterapia que se pueden utilizar, y de hecho se utilizan, de forma simultánea a la medicina oficial; por ello reciben el nombre de "medicinas complementarias".

Según explicó el Dr. Bruguera, todas las medicinas alternativas y complementarias (MAC) comparten la pretensión de actuar sobre todo el organismo, asumiendo la energía vital el papel fundamental en el mantenimiento de la salud. Pretenden centrarse en el enfermo y no en la enfermedad. Discrepan del afán reduccionista de la  medicina convencional, que parte de la idea de que cada enfermedad es debida a uan causa específica que afecta primariamente a un órgano y se produce por una serie de factores bioquímicos y moleculares. En la medicina alternativa se considera la persona como un todo que vive en contínua interacción con el entorno, y que su integridad se puede alterar por malas formas de alimentación, de respiración, de descanso, o por ciertos hábitos de vida.

El uso de las medicinas alternativas y complementarias crece de manera contínua en el mundo occidental, por razones diversas: decepción ante la insuficiente eficacia y excesiva toxicidad de los tratamientos de la medicina oficial en las enfermedades crónicas, la creencia en la eficacia e inocuidad de las medicinas alternativas o la predisposición de los terapeutas alternativos a valorar los factores emocionales que coexisten con la enfermedad y a dar al paciente un papel más activo en el tratamiento de su enfermedad.

Las MAC no han demostrado su eficacia mediante la aplicación de métodos científicos. No obstante, para el Dr. Bruguera la ausencia de demostración de su eficacia no se ha de considerar como sinónimo de ineficacia, ya que muchos pacientes refieren una mejora de sus síntomas y especialmente de su calidad de vida después de haber recibido algún tipo de tratamiento no convencional.

La seguridad de las MAC, interpretada como la ausencia de efectos adversos, es únicamente evidente en aquellas terapias basadas en la energía mental, pero no se puede garantizar en aquellas que exigen maniobras invasoras o la prescripción de hierbas o raíces. El Dr. Bruguera nombró el gran nombre de hepatitis tóxicas, en algunos casos mortales, que puede señalar causados por preparados de hierbas (8), casos de hepatitis B inducida por agujas de acupuntura inadecuadamente esterilizadas (9) y casos de hepatitis B en caso de autotransfusión.

Después de la conferencia se abrió el turno de preguntas de los asistentes, después del cual se anunció la próxima cita del ciclo, prevista para jueves 27 de febrero a cargo del Dr. Lluís Donoso, director del Instituto de Diagnóstico por la Imagen Clínic (CDIC), que nos hablará de los avances en el diagnóstico médico gracias a la revolución de la imagen médica. ¡Les esperamos!