El IDIBAPS participa en un proyecto europeo para aplicar tratamientos personalizados en esclerosis múltiple

Una alianza mundial, coordinada por el Instituto Karolinska y en la que participan investigadores del IDIBAPS, ha recibido 15 millones de euros de la Comisión Europea en el programa Horizon2020 para encontrar nuevos y mejores tratamientos para la Esclerosis Múltiple (EM). En este proyecto, denominado MultipleMS, participan universidades y empresas de 12 países europeos y los EE.UU. que unirán esfuerzos para adaptar el desarrollo y la aplicación de terapias a cada paciente con EM.

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad inmunomediada que afecta a más de 2 millones de personas en todo el mundo y una de las principales causas de discapacidad no traumática en adultos jóvenes en Europa. La EM es una enfermedad muy heterogénea y todavía no se dispone de una cura. Como el resultado de los tratamientos actuales varía mucho de un paciente a otro, poder predecir qué tratamiento específico es beneficioso para cada paciente mejoraría el manejo de la enfermedad.

"En este proyecto destaca la red de colaboración que se establecerá entre las entidades participantes y la enorme cantidad y variedad de datos de pacientes que se analizarán. El enfoque del proyecto es tomar la naturaleza multifacética de la EM como punto de partida para identificar oportunidades de tratamiento personalizadas", explica la profesora Ingrid Kockum del Karolisnka Institutet, coordinadora del proyecto.

El proyecto aprovechará las bases de datos y redes de investigación establecidas por consorcios anteriores, como la red Nórdica de Genética en Esclerosis Múltiple, el Consorcio Internacional de Genética en EM (IMSGC) y el Consorcio Internacional de Epigenoma Humano (IHEC).

"El proyecto combinará una gran variedad de datos clínicos, genéticos, epigenéticos, moleculares, MRI y datos de estilo de vida de más de 50.000 pacientes con EM y 30.000 personas sanas para descubrir las características diferenciales de la enfermedad en los pacientes", señala la profesora Kockum.

En paralelo a la integración de los datos ya disponibles, pacientes recién diagnosticados se seguirán de forma logitudinal para obtener una cohorte armonizada y poder, así, verificar las principales conclusiones del proyecto. Con esta información integrada, el objetivo es que tanto los tratamientos existentes como los nuevos puedan ser personalizados en base a características y biomarcadores en pacientes individuales.

El Dr. Pablo Villoslada, Jefe del grupo Patogenética i nuevas terapias en Esclerosis Múltiple y coordinador del proyecto en el IDIBAPS, explica que “nuestra contribución al proyecto MultipleMS se centra en la aplicación de la Inteligencia Artificial para el manejo de enfermedades crónicas del sistema nervioso”. Y añade que “hemos desarrollado un modelo computacional de los mecanismos biologicos del daño del cerebro en la EM diseñado para aplicarlo a este estudio”. Además, se validrá y pondrá a punto esta tecnología en las cohortes de pacientes con Esclerosis Múltiple del Hospital Clínic.