Clínic Barcelona

La dieta mediterránea, tratada en la cuarta conferencia del ciclo Forum Salut Clínic

El pasado jueves 26 de abril el Dr. Emili Ros, jefe del equipo IDIBAPS Hipertensión, lípidos y riesgo cardiovascular y jefe de la Unidad de Lípidos, y la Sra. Anna Pérez-Heras dietista-nutricionista del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico ofrecieron, con gran asistencia de público, la cuarta conferencia del ciclo 2012 del Fòrum Salut Clinic que estaba dedicada en esta ocasión a la dieta mediterránea, los mitos que hay alrededor de este importante tema y cuál es su realidad. A los asistentes se les facilitó un díptico informativo a la entrada en la sala, así como un cuestionario sobre el cumplimiento de la dieta mediterránea que se podía entregar a la finalización del acto.

Se sabe que en los países ribereños del mar Mediterráneo ha habido tradicionalmente una baja frecuencia de enfermedades del corazón y de diversos tipos de cáncer, así como bajo número de muertes por estas causas y una larga esperanza de vida, es decir, se disfruta de una salud envidiable. Se cree que en el origen de estos buenos datos se encuentran, entre otros factores, los hábitos alimentarios tradicionales de la población que vive alrededor del Mare Nostrum. Esto ha hecho que el concepto llamado "dieta mediterránea" esté en su punto de mira de nutricionistas y médicos en todo el mundo, además de agricultores, medios de comunicación y amplios segmentos de la población en general.

Emili Ros y Anna Perez-HervasSegún los conferenciantes, tres son los alimentos que se consideran emblemáticos de la cultura culinaria mediterránea: el aceite de oliva, los cereales-como el trigo- y el vino. A nivel nutricional, sin embargo, destacan también otros alimentos como la fruta fresca, las verduras y las hortalizas, el fruto seco, el arroz, otros cereales y las legumbres. En cuanto a los hábitos alimentarios, destaca el consumo de pescado en comparación con las carnes y el consumo de pequeñas cantidades de productos lácteos. Estos alimentos se preparan o aderezan con aceite de oliva, y en la mayoría de los casos se condimentan con ajo, perejil, hierbas aromáticas y especias. A menudo, además, estos alimentos se acompañan de cantidades moderadas de vino.

En la dieta mediterránea se incluyen otros elementos que complementan la comida y que sin duda contribuyen a sus efectos beneficiosos para la salud: platos atractivos y sabrosos, elaborados sin prisas, compartidos con amigos y familiares en la mesa y seguidos de largas sobremesas que alivian el estrés cotidiano. Y, si bien cada vez con menos frecuencia, la oportunidad de hacer una buena siesta.

Al acabar la exposició hubo el turno de ruegos y preguntas, después del cual se presentó la próxima conferencia del ciclo Fòrum Salut Clínic, que irá a cargo del Dr. Joaquim Fernández-Solà , del Instituto Clínic de Medicina Interna y Dermatología, que estará dedicada a la fatiga crónica, con el título "Doctor, estoy cansado: una aproximació a la fatiga crónica".