Clínic Barcelona

La integración multidisciplinar de gastroenterólogos y radiólogos mejoran el diagnóstico y la toma de decisiones en los pacientes con enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn presenta, en muchas ocasiones, unos síntomas inespecíficos e imperceptibles que no guardan relación con la presencia de lesiones. Hay pacientes que sin la presencia de síntomas o con muy pocos pueden tener una actividad inflamatoria notable y, al contrario, hay pacientes a los que no se detecta actividad inflamatoria aunque presentan síntomas. Por esta razón, las técnicas de imagen tienen una función clave en el diagnóstico y la toma de decisiones relativas a este tipo de pacientes, ya que ayudan a objetivar y a localizar la presencia de lesiones y su extensión y gravedad, y evaluar las posibles complicaciones intestinales. Esto hace necesaria la integración multidisciplinar de gastroenterólogos y radiólogos a la hora de valorar el estado de los pacientes con enfermedad de Crohn mediante las tecnologías de la imagen. Es lo que pretende el Taller de Imagen en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que organiza anualmente el Dr. Julià Panés, especialista del Servicio de Gastroenterología, y el Dr. Jordi Rimola, especialista del Servicio de Radiología, ambos del Clínic.

El curso, de ámbito nacional, tiene como objetivo principal informar a los radiólogos de las necesidades de información de los gastroenterólogos y de la repercusión que la valoración radiológica tiene en la toma de decisiones en pacientes con enfermedad de Crohn, e informar a los gastroenterólogos sobre los aspectos básicos de la interpretación de las pruebas de resonancia magnética y de ecografía, tanto en relación a la precisión diagnóstica como sus limitaciones.

Entre las técnicas de imagen destaca hoy la resonancia magnética (RM), con un gran potencial en el estudio del intestino delgado. La RM ha mejorado significativamente la detección de la enfermedad de Crohn, ya que es una técnica muy precisa en el estudio de las lesiones a cualquier nivel del tracto digestivo. Ayuda a detectar lesiones y la presencia de complicaciones como pueden ser las fístulas, abscesos o estenosis de la instestino. La RM tiene una fiabilidad igual a la endoscopia pero, además de detectar la presencia de actividad inflamatoria, también informa de complicaciones que afectan las decisiones terapéuticas, por lo que tiene un mayor impacto en la toma de decisiones en la actualidad.

La Unidad de Enfermedad Inflamatoria Instestinal del Clínic (EII)

La EII del Clínic, dependiente del Servicio de Gastroenterología del Instituto Clínic de Enfermedades Digestivas y Metabólicas (ICMDyM), trabaja activamente, en colaboración con el servicio de Radiología del Centro de Diagnóstico por la Imagen Clínic (CDI), para el desarrollo y la implementación de la resonancia magnética a la hora de evaluar la actividad de la enfermedad inflamatoria intestinal y de detectar precozmente posibles complicaciones asociadas. Esta técnica supone una mayor comodidad para los pacientes, al evitarles la colonoscopia, y un mejor diagnóstico y posterior tratamiento, ya que hace posible establecer un plan personalizado para cada paciente una vez demostrada cuál es su situación y comprobado si los síntomas corresponden o no a la enfermedad.