Clínic Barcelona
Institucional

La Universitat de Barcelona y el laboratorio ISDIN crean una cátedra dedicada a la investigación en salud y envejecimiento de la piel

La Universitat de Barcelona y ISDIN, laboratorio internacional especializado en dermatología y fotoprotecció, han creado la Cátedra UB-ISDIN Live Young. Es la primera que investigará en la salud de la piel y en la exposoma, es decir, los factores internos y externos que influyen en el envejecimiento cutáneo. La cátedra está adscrita a la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UB y estará liderada por Susana Puig, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Clínic de Barcelona y profesora del Departamento de Medicina.

Catedra UB-Isdin

Catedra UB-Isdin

Solo el 20% del envejecimiento de la piel es debido a factores cronológicos. El 80% restante lo producen otros factores externos e internos a los cuales una persona está sometida desde que nace y que afectan la salud. Es el que se conoce como exposoma. Entre las causas de envejecimiento que comprende este concepto destacan la radiación solar, el tabaco y la polución, los cuales provocan procesos moleculares que dañan las células y alteran la estructura de la piel. También la dieta, el estrés, la falta de sueño y las condiciones climáticas adversas tienen efecto sobre la salud en general y sobre la salud de la piel en particular.


Según explica Susana Puig, “ahora vivimos más años y nos queremos mantener jóvenes y sanos por más tiempo. Profundizando en el conocimiento del exposoma e identificando los factores que influyen en el envejecimiento de la piel, podremos ayudar las personas a mejorar la salud”. Por eso el objetivo de la Cátedra UB-ISDIN Live Young es fomentar hábitos de vida saludables y ayudar a encontrar soluciones innovadoras para revertir los efectos del exposoma en la salud de las personas, como por ejemplo los daños provocados por la polución o por la radiación solar.


El acuerdo firmado tendrá una vigencia de tres años y financiará un estudiante de doctorado de la UB para desarrollar tareas relacionadas con la cátedra, incluyendo un análisis científico de todos los parámetros biológicos (genéticos y exposoma), sociales, emocionales y espirituales que afectan la salud con el paso el tiempo y que se reflejan en el aspecto de la piel. La finalidad es promover unos hábitos de vida y unas curas específicas que permitan alargar la juventud de la salud y de la piel. “Este acuerdo visibiliza la importancia de la colaboración publicoprivada y, por extensión, la colaboración entre una universidad de referencia y un laboratorio líder como ISDIN para crear sinergias y que todo el conocimiento que tenemos pueda tener impacto en la sociedad”, explica Antoni Trilla, decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UB.


La Cátedra UB-ISDIN Live Young dispondrá de un comité de seguimiento que estará formado por el rector de la Universitat de Barcelona, Joan Guàrdia; la directora de la cátedra, Susana Puig, dos responsables de ISDIN y dos docentes de la UB. Las reuniones de trabajo de los expertos serán transdisciplinarias para abordar la investigación de la piel con una visión integradora, que tenga en cuenta todas las facetas de la persona y no únicamente la biológica.