Clínic Barcelona

Un estudio participado por CRESIB-ISGlobal mejora los métodos de predicción de la transmisión de la malaria a nivel local

Los núcleos de población de las regiones altas y frías del este de Àfrica podrían ser más vulnerables a la malaria de lo que se pensaba, a la vez que los ubicados en tierras bajas y cálidas podrían ser menos vulnerables. Esta es la predicción a la que llega el trabajo de investigación "Downscaling reveals diverse effects of anthropogenic climate warming on the potential for local environments to support malaria transmission", que se ha publicado en la revista Climatic Change con Krijn Paaijmans como primer autor (CRESIB-ISGlobal) y que ha coordinado Mathew Thomas, investigador de la Universidad de Penn State.

La temperatura ambiental influye de forma importante en la capacidad de los mosquitos para transmitir la malaria, ya que son organismos ectotérmicos, es decir, su temperatura corporal coincide con la del entorno. Por este motivo, las predicciones de malaria establecidas a partir de modelos climáticos globales no indican necesariamente lo que puede suceder en zonas concretas, ya que lo que se produce en un lugar determinado puede ser muy diferente de lo que suceda en otro a solamente 50 kilómetros de distancia del primero.

Para entender el impacto real que puede tener el cambio climático en la transmisión de la malaria, para poder adaptarse mejor a las necesidades de las  comunidades locales y mejorar las estrategias de adaptación y mitigación a escala local, se necesitan utilizar métodos más precisos.

El equipo de investigación de la UPE-CRESIB redujo primeramente la escala de las proyecciones de modelos climáticos globales convencionales mediante una técnica estadística, para obtener datos de calidad sobre la temperatura en cuatro localizaciones de Kenia con características ambientales diferentes. Posteriormente, a través de un modelo matemático sencillo que describe la influencia de la temperatura en la capacidad de los mosquitos adultos para transmitir parásitos de la malaria, comparó las predicciones obtenidas en las cuatro localizaciones diferentes con las predicciones de las simulaciones del modelo a gran escala.

Los resultados obtenidos predicen grandes incrementos del potencial de transmisión de la malaria en las tierras altas y frías y una reducción de la transmisión en regiones con un clima cálido, similar al de la sabana.

Fuente: ISGlobal