Clínic Barcelona

Una de cada ocho muertes de europeos entre 15 y 64 años es atribuible al alcohol

El alcohol es la sustancia adictiva más consumida en Europa, por delante de ninguna otra droga, y a la que atribuyen una de cada ocho muertes en personas de 15 a 64 años. Los europeos beben alrededor de 12,5 litros de alcohol puro per cápita al año, más del doble de la media mundial que se sitúa actualmente en 6,1 litros.

En cuanto a la repercusión del alcohol en la economía europea, los costes asociados a un consumo de riesgo suponen cada año unos 300 euros per cápita. Los fondos públicos deben cubrir, entre otros, los gastos que supone el tratamiento de 250 problemas de salud relacionados con esta sustancia, como pueden ser la dependencia al alcohol, el cáncer y otras enfermedades del hígado. También hay que tener en cuenta los gastos que el alcohol ocasiona en el sistema judicial, sobre todo en cuanto a causas motivadas por violencia interpersonal y delitos contra la salud pública como la conducción bajo los efectos del alcohol. Igualmente, repercute con costes que se derivan de la rehabilitación de personas y la ayuda social a las familias afectadas y de las pérdidas ocasionadas por una menor productividad.

Informe ALICE RAP

Estas son algunos de los datos que se detallan en el primer informe sobre políticas de alcohol del proyecto europeo ALICE RAP (Addictions and Lifestyles in Contemporary Europe - Reframing Addictions Project) que lleva por título Alcohol, la adicción ignorada. El informe, que se hizo público en la segunda reunión internacional del proyecto celebrada en Newcastle (Reino Unido), defiende un abordaje de la problemática basado en la evidencia, al mismo tiempo que hace aportaciones científicas al debate sobre el alcohol necesarias para contrarrestar los argumentos económicos del sector y paliar el impacto negativo del alcohol en la sociedad actual.

El proyecto, cofinanciado por la Comisión Europea, y liderado por la Fundació Clínic del Hospital Clínic de Barcelona y la Subdirección General de Drogodependencias de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, pretende contribuir a repensar el concepto de adicción a todos los niveles, incluso el de la gobernanza, para emprender acciones efectivas para reducir el enorme gasto socioeconómico generado por ésta.

Según ALICE RAP, la estrategia más eficaz para reducir el consumo de alcohol entre la población es la que va en la dirección de regular el precio, la disponibilidad y la publicidad. Los estudios demuestran que los anuncios de alcohol influyen en la población aumentando la cantidad que se bebe en cada ocasión y promoviendo consumos cada vez más perjudiciales. La publicidad, además, también actúa como un desafortunado detonante de recaída para un gran número de personas que intentan superar los problemas con el alcohol y, además, ahora se sabe que incita a los jóvenes a iniciar su consumo.

El consumo de alcohol en Cataluña

En Cataluña, se estima que un 4,4% de la población general realiza consumos de riesgo o perjudiciales de alcohol, porcentaje que se eleva hasta un 20% en población atendida en la atención primaria. Además, el alcohol es la sustancia más consumida (94,8%) y la que más inicios de tratamiento (45%) ocasiona en la red especializada.

En la Agencia de Salud Pública de Cataluña del Departamento de Salud se está trabajando desde hace años en la implementación de políticas efectivas orientadas a la disminución de los problemas de alcohol. Más allá de la regulación de la conducción bajo los efectos del alcohol, se ha hecho especial énfasis en el control de la promoción indebida de bebidas alcohólicas, de la publicidad del alcohol, sobre todo de las bebidas de alta graduación, y de la venta a menores.

Además, Cataluña es pionera con el programa "Bebed Menos" de la Agencia de Salud Pública, dirigido a implementar estrategias de detección precoz e intervención breve a toda la atención primaria. Estas acciones han demostrado que pueden reducir hasta un 20% la prevalencia del consumo de alcohol considerado de riesgo y los problemas asociados. En los últimos años también se han potenciado de forma importante, con programas como "Noche segura" o "Noches Q", acciones en el ámbito local y comunitario para reducir los daños en los contextos de ocio y consumo.

Sobre ALICE RAP

El proyecto europeo ALICE RAP (Addictions and Lifestyles in Contemporary Europe - Reframing Addictions Project) aglutina a más de 150 científicos que hacen investigación innovadora y transdisciplinaria en diferentes aspectos relacionados con las adicciones. La red de científicos que participan en el proyecto incluye algunos de los investigadores más importantes de Europa en ámbitos como la biomedicina, la neurobiología, la psiquiatría, la economía y la sociología.

El proyecto, cofinanciado por la Comisión Europea Subdirección General de Drogodependencias de la Agencia de Salud Pública del Departamento de Salud, y liderado por la Fundación, pretende contribuir a repensar el concepto de adicción, presentando de forma clara e imparcial los resultados científicos más recientes en este ámbito. El objetivo es ayudar a los gobiernos en la toma de decisiones efectivas en cuanto a la prevención de las adicciones.