Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué es la prueba de óxido nítrico exhalado (FeNO)?

La prueba de óxido nítrico exhalado (FeNO) se utiliza para medir de forma indirecta el grado de inflamación de las vías aéreas.

¿Para qué sirve?

Evalúa la fracción de óxido nítrico exhalado, un gas producido por las células epiteliales que recubren el interior de las vías aéreas y sirve para:

  • Detectar inflamación de la vía aérea.
  • Diagnosticar asma bronquial.
  • Monitorización de la respuesta a tratamiento antiinflamatorio.
  • Evaluar la eficacia del tratamiento.
  • Predicción de las exacerbaciones.

¿Cómo se realiza?

Es una técnica sencilla en la que el paciente tiene que soplar a través de una boquilla de forma suave y seguir las instrucciones del personal encargado de realizar la prueba.

¿Cómo hay que prepararse?

Para realizar la prueba el paciente puede desayunar de forma ligera y tomar su medicación habitual.  

¿Quién realiza la prueba?

La prueba la realiza personal de enfermería, técnicos o fisioterapeutas que están familiarizados con la prueba y que han sido formados de forma previa.

¿Quién interpreta los resultados?

El neumólogo es el encargado de valorar los resultados de la prueba y realizar el informe correspondiente.

¿Qué sensaciones tendré durante la prueba?

Se puede presentar tos y sensación muy leve de falta de aire. Durante todo el proceso se está acompañado por el personal sanitario.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Xavier Alsina
Jorge Moisés Lafuente

Publicado: 23 de mayo del 2019
Actualizado: 23 de mayo del 2019

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.