La anestesia consiste en el uso de fármacos para evitar el dolor o las molestias durante una intervención quirúrgica o otros procedimientos. Existen dos tipos principales de anestesia que se pueden administrar mediante diferentes métodos. Son la anestesia general y la locorregional. Además, el paciente también puede recibir sedación farmacológica para que se sienta cómodo, comunicativo -si es necesario- o dormido mientras se le hace la prueba o procedimiento. El tipo de anestesia utilizada depende de diversos factores, como el tipo de cirugía o procedimiento que se va a realizar y el estado de salud del paciente.

Subscribe

Receive the latest updates related to this content.

Thank you for subscribing!

If this is the first time you subscribe you will receive a confirmation email, check your inbox

An error occurred and we were unable to send your data, please try again later.