Cita de Sara Llufriu, Group leader
Gracias a la ciencia somos capaces de modificar la historia natural de muchas enfermedades discapacitantes. Ahora tenemos que lograr pasar de la cronicidad a la curación

Investigación actual

Problema

La esclerosis múltiple y otras enfermedades neuroinmunes son una causa importante de discapacidad en adultos jóvenes. A pesar de los destacados avances que se han producido en su manejo, aún quedan muchas incógnitas por resolver. Las técnicas de resonancia magnética avanzada pueden contribuir a profundizar en el conocimiento de las bases de la disfunción neurológica y del funcionamiento del cerebro humano.

Aproximación

El grupo de investigación combina el desarrollo tecnológico con la aplicación clínica de nuevas técnicas de resonancia magnética avanzada en pacientes con enfermedades neurológicas. Estas herramientas permiten identificar nuevos biomarcadores que puedan predecir la evolución de la esclerosis múltiple y de otras patologías y, por tanto, individualizar el tratamiento.

También pueden aportar información muy valiosa sobre el funcionamiento de las redes neuronales y su capacidad para recuperarse, tanto en un cerebro sano como en uno enfermo.

Impacto

La investigación del grupo ha permitido cuantificar el impacto del daño de las neuronas y la glía en los pacientes con esclerosis múltiple mediante biomarcadores con espectroscopia.

También ha evaluado la eficacia clínica y la neuroprotección del tratamiento con células madre mesenquimales (células madre adultas que se pueden convertir en distintos tejidos del esqueleto).

Ha identificado las redes neuronales que sustentan el rendimiento cognitivo y los cambios patológicos que los pacientes sufren durante la evolución de la esclerosis múltiple. En este sentido, lidera un proyecto multicéntrico en el grupo MAGNIMS que pretende describir los cambios que se producen en la red cerebral de los enfermos con el paso del tiempo, así como las consecuencias del colapso de esta red.