El IDIBAPS sigue creciendo con el Centro de Investigación Biomédica CELLEX

Esta mañana se ha presentado el Centro de Investigación Biomédica CELLEX, un nuevo espacio donde los profesionales del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS) podrán seguir desarrollando todo su potencial. Se trata de cinco plantas con equipamientos para la investigación biomédica de última generación ubicadas en el ala sur de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona (Casanova, 143). Durante la presentación han visitado las instalaciones el conseller de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell; el conseller de Salut, Boi Ruiz; el rector de la UB, Dídac Ramírez; el presidente de la Fundación Privada CELLEX, Pere Mir, y el vicerector de Investigación, Innovación y Transferencia de la UB, Jordi Alberch, acompañados por el director del IDIBAPS, Ramon Gomis, y otras autoridades. Los actos de inauguración finalizarán esta tarde con una sesión académica.


Miren también el vídeo institucional que se preparó para presentar el centro.

La remodelación y adecuación de los nuevos espacios es el resultado, principalmente, de una donación de casi 9 millones de euros por parte de la Fundación CELLEX a la Universidad de Barcelona, la cual cede cuatro plantas de los espacios al IDIBAPS. Unos 810.000 euros de la donación se han dedicado a equipar los laboratorios. A esta cantidad hay que sumarle la inversión de casi un millón de euros procedente del IDIBAPS para completar la compra de equipamientos científicos. Una parte de la aportación del IDIBAPS ha sido cofinanciada con Fondos FEDER de la Generalitat de Catalunya y otra procede de una convocatoria específica para los Institutos de Investigaciones Sanitarias acreditados por el Instituto de Salud Carlos III.

Gracias a esta colaboración entre el sector público y privado se han reformado y equipado 5.150 m2 de laboratorios, servicios científicos y tecnológicos y espacios anexos en las cinco plantas del ala sur de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona.

El IDIBAPS es un centro de investigación pionero vinculado al Hospital Clínic de Barcelona, la Universidad de Barcelona y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IIBB-CSIC), que forma parte de la Institució CERCA (Centres de Recerca de Catalunya) de la Generalitat de Catalunya. Con más de 900 artículos originales publicados en 2011 en revistas internacionales de primer nivel, y un presupuesto anual alrededor de 20 millones de euros, el IDIBAPS es uno de los centros de investigación biomédica más productivos de Cataluña y España. Además, encabeza el ranking del Instituto de Salud Carlos III de los dieciocho Institutos de Investigación Sanitaria acreditados en todo el Estado.

Los nuevos espacios del IDIBAPS, que se conocerán como Centro de Investigación Biomédica CELLEX, acogen más de 200 investigadores procedentes de 23 grupos de investigación diferentes. Se trata de un espacio equipado con las últimas tecnologías y comodidades que respeta la arquitectura exterior original, ya que el edificio centenario de la Facultad de Medicina de la UB está catalogado como bien cultural de interés local dentro del patrimonio arquitectónico del Ayuntamiento de Barcelona. En el interior tendrán cabida equipos IDIBAPS procedentes de las áreas de investigación en que se estructura este Instituto: oncología, cardiología, enfermedades autoinmunes, enfermedades infecciosas, enfermedades respiratorias, neurociencias y enfermedades neurodegenerativas, nefrología y urología.

La Fundación CELLEX, una entidad con diez años de antigüedad, da apoyo a la investigación científica principalmente en Cataluña y favorece la promoción científica del talento. En estos momentos financia 27 proyectos por un importe global de 55 millones de euros. Este dato la convierte en un mecenas principal de la investigación catalana. El Centro de Investigación Biomédica CELLEX presentado hoy refuerza la competitividad internacional del IDIBAPS en un momento complicado para la investigación en Europa y en el mundo. Un Instituto más fuerte aumenta las posibilidades de acceder a recursos económicos nacionales e internacionales para seguir desarrollando una investigación innovadora al servicio de los ciudadanos.