Clínic Barcelona
Investigación

Evalúan el potencial de una técnica no invasiva para la detección precoz de las enfermedades del hígado en Europa

El Hospital Clínic-IDIBAPS coordina el proyecto europeo LIVERSCREEN, financiado por el programa Horizon 2020 de la Unión Europea con 6 millones de euros. El objetivo es evaluar el potencial de una técnica no invasiva, la elastografía hepática, en el cribado de las enfermedades crónicas del hígado en la población general. La reunión de inicio del proyecto se ha celebrado este lunes en Barcelona.

De izquierda a derecha, Dr. Josep Vidal, director del ICMDM; Sra. Mónica Ibarruela, paciente; y Dr. Pere Ginés, jefe del Servicio de Hepatología

El coordinador del LIVERSCREEN es el Prof. Pere Ginés, jefe del Servicio de Hepatología del Hospital Clínic, del grupo Enfermedades crónicas del hígado: mecanismos moleculares y consecuencias clínicas del IDIBAPS y catedrático de Medicina de la Universidad de Barcelona. En este proyecto participarán 43 hospitales y centros de investigación de España, Dinamarca, Francia, Holanda, Inglaterra, Alemania, Italia y Croacia.

Las enfermedades hepáticas crónicas, en especial la cirrosis y el cáncer de hígado, tienen una elevada mortalidad en todo el mundo y se prevé que haya un aumento importante de pacientes con estas enfermedades en un futuro próximo debido a las actuales epidemias de obesidad y diabetes. Las enfermedades hepáticas en estadios prematuros son asintomáticas y, por tanto, la mayoría de pacientes se diagnostican en estadios avanzados, cuando tienen un peor pronóstico, tanto en lo que se refiere a la supervivencia, como a la calidad de vida.

Aunque la cirrosis por causa de la hepatitis C está disminuyendo en todo el mundo gracias a la utilización de los nuevos fármacos antivirales, la prevalencia de la cirrosis debida al consumo de alcohol y, sobre todo, el hígado graso no alcohólico está aumentando en toda Europa y el mundo.

El hígado graso no alcohólico es una enfermedad asociada a trastornos metabólicos, como la obesidad o la diabetes de tipo 2, y afecta, aproximadamente, a un 25% de la población mundial. Sin embargo, sólo una pequeña parte de los pacientes con hígado graso no alcohólico desarrollan cirrosis y el principal factor predictivo es la fibrosis hepática. "Conocer el grado de fibrosis en el hígado en la población general es útil para diseñar estrategias de cribado que nos permitan diagnosticar de forma precoz la enfermedad hepática con riesgo de progresión. En la actualidad no disponemos de estas estrategias en el ámbito de la salud pública", señala Pere Ginés.

Cataluña, pionera en el estudio de estrategias de cribado en enfermedades hepáticas

Este proyecto no parte de cero. Dos estudios liderados por el Prof. Pere Ginés ya han puesto de manifiesto que la elastografía hepática, una técnica no invasiva para medir la rigidez del hígado, es una estrategia eficaz y rentable en la detección precoz de la enfermedad hepática crónica.

En el primer estudio, en colaboración con la USR Metropolitana Norte-IDIAP Jordi Gol del Institut Català de la Salut, evaluaron a más de 3.000 personas del área metropolitana de Barcelona. Se vio que cerca de un 4% tenían una enfermedad hepática avanzada sin diagnosticar con riesgo de convertirse en cirrosis o cáncer de hígado.

En el segundo estudio, los investigadores incluyeron 6.295 participantes de seis países diferentes (Francia, España, Dinamarca, Reino Unido, Alemania y Hong Kong) que habían participado en siete estudios prospectivos independientes realizados con anterioridad. El estudio demostró que la detección de fibrosis hepática con algoritmos optimizados es una intervención de salud pública altamente rentable, especialmente en las primeras etapas de fibrosis.

Extender la detección precoz en el resto de Europa

Con el nuevo proyecto, se quieren confirmar los resultados en un número mayor de personas y países y evaluar el potencial de la elastografía hepática en el cribado de enfermedad hepática crónica en la población general. También se hará un análisis bioestadístico para crear algoritmos que permitan identificar cuáles son los grupos de riesgo. El objetivo es incluir 30.000 participantes.

A nivel europeo, la estrategia de cribado se articulará a través de los centros de Atención Primaria (CAP). En Cataluña participan 12 centros en total: tres CAP que trabajan con el Hospital Clínic, tres del área que depende del Hospital Germans Trias i Pujol, tres del área del Hospital de la Vall d'Hebron , dos del área del Hospital del Mar y un centro médico corporativo de SEAT, que pertenece al departamento de Salud, Seguridad y Emergencias de SEAT.

"Nuestro objetivo es que esta estrategia que proponemos se implemente en los sistemas sanitarios de toda Europa, con lo que se convertiría en el primer programa de detección precoz dirigido al cribado de una enfermedad no oncológica", concluye el Prof. Pere Ginés.

Sobre LIVERSCREEN:

LiverScreen, con la participación de profesionales de la salud, economistas, estadísticos y controladores de calidad, recibió financiación dentro de EIT Health 2018, un proyecto que promueve la vida sana, el envejecimiento activo y la mejora de la salud, en el marco del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Comisión Europea. También recibió una subvención dentro del Plan Nacional I + D + i, cofinanciada por el Instituto de Salud Carlos III y Fondos FEDER de la Unión Europea.

El proyecto LiverScreen (Screening for liver fibrosis - population-based study across European countries) está financiado por el programa Horizon 2020 de la Unión Europea (Num. 847989).