Clínic Barcelona

Investigadores del IDIBAPS describen el perfil genético de un subtipo poco frecuente de linfoma de células del manto y facilitan su diagnóstico

El linfoma de células del manto (LCM) es un subtipo de linfoma de células B que comprende aproximadamente el 6-7% de todos los casos de linfoma no-Hodgkin. El biomarcador principal de este linfoma agresivo es por lo general una alteración en la expresión de la ciclina D1. Un artículo dirigido por investigadores del IDIBAPS, y publicado en Blood (1), caracteriza un nuevo subtipo de LCM en el que la expresión de ciclina D1 no está alterada (ciclina D1-) y ofrece pistas para zanjar algunas controversias sobre la genética de esta enfermedad. La Dra. Itziar Salaverría es la primera autora del artículo, mientras que la investigadora Miguel Servet Dra. Sílvia Beà es la última, ambas del equipo IDBIBAPS Oncomorfología funcional humana y experimental liderado por el Dr. Elías Campo. Debido a su importancia, el trabajo fue destacado por los editores ante los medios de comunicación como uno de los artículos más "calientes" y seleccionado para un comentario (2) en el último ejemplar de la revista Blood.

Los LCM ciclina D1- son difíciles de identificar, y faltan criterios fiables para su diagnóstico. En este estudio, los investigadores del IDIBAPS recogieron muestras de 40 pacientes con esta forma poco común de linfoma usando SOX11 como biomarcador para su diagnóstico. SOX11 es un factor de transcripción implicado en el desarrollo del sistema nervioso central que recientemente se ha identificado como biomarcador fiable de los LCM y que se expresa también en su variante ciclina D1-. Centros de Alemania, EE.UU., Bélgica, Francia y Polonia participaron en la recogida de muestras, que se centralizaron y analizaron en el IDIBAPS, incluyendo una completa caracterización fenotípica, genética y molecular.

Se detectaron reordenamientos cromosómicos del gen CCND2 en el 55% de los casos. No se observaron mutaciones en los motivos de fosforilación de CCND1, CCND2, o CCND3 ni reordenamientos del locus CCND3. El perfil de las alteraciones genéticas de estos casos fue similar al de los casos ciclina D1+ y su comportamiento clínico fue muy agresivo, lo que sugiere que la expresión de SOX11 puede tener un papel en la patogénesis de este linfoma. Además, las deleciones 17p y una alta tasa de proliferación provocaban una evolución significativamente peor de estos pacientes.

En resumen, el análisis de una gran serie de pacientes con LCM ciclina D1- indica que estos tumores son clínica y biológicamente similares a los LCM ciclina D1 + convencionales. El presente trabajo proporciona una base sólida para la identificación y el manejo clínico de estos pacientes. Los estudios colaborativos en curso podrían aportar nuevos conocimientos sobre los genes implicados en los casos sin reordenamientos en la ciclina D1 o D2 y también mutaciones que se conviertan en marcadores con implicaciones diagnósticas.

Referencias:

(1) Itziar Salaverria, Cristina Royo, Alejandra Carvajal-Cuenca, Guillem Clot, Alba Navarro, Alejandra Valera, Joo Y. Song, Renata Woroniecka, Grzegorz Rymkiewicz, Wolfram Klapper, Elena M. Hartmann, Pierre Sujobert, Iwona Wlodarska, Judith A. Ferry, Philippe Gaulard, German Ott, Andreas Rosenwald, Armando Lopez-Guillermo, Leticia Quintanilla-Martinez, Nancy L. Harris, Elaine S. Jaffe, Reiner Siebert, Elias Campo, and Sílvia Beà. CCND2 rearrangements are the most frequent genetic events in cyclin D1- mantle cell lymphoma. Blood; vol. 121 no. 8 1394-1402. doi: 10.1182/blood-2012-08-452284

(2) Masao Seto. Cyclin D1-negative mantle cell lymphoma. Blood; vol. 121 no. 8 1249-1250. doi: 10.1182/blood-2013-01-475954

Foto vía: Diario Médico