Clínic Barcelona

Las células de médula ósea mononucleares previenen la disfunción postinfarto pero su efecto es modesto en afecciones crónicas

El Dr. Francisco Fernández-Avilés ofreció el lunes 20 de febrero un seminario IDIBAPS sobre terapia con células madre aplicadas a la reparación cardíaca. Ofreció una perspectiva amplia de la cuestión y de las implicaciones clínicas de las últimas investigaciones que dirige en el Hospital Universitario Gregorio Marañón. El Dr. Josep Brugada, Director Médico del Hospital Clínic de Barcelona y líder de un equipo de investigación del IDIBAPS, le acompañó durante una charla que atrajo a un gran número de investigadores al Auditorio Esteve del Edificio CEK.

Los estudios biológicos y los experimentos preclínicos apoyan el concepto de que las células madre tienen capacidad de regeneración y reparación miocárdica. Según el Dr. Francisco Fernández-Avilés las células mononucleares de médula ósea previenen la disfunción postinfarto del ventrículo izquierdo, pero este efecto es más bien modesto sobre una disfunción crónica. Las células disponibles hoy por hoy no consiguen una influencia significativa, y probablemente no la conseguirán, cuando existe un daño extenso del miocardio.

En sus conclusiones, el ponente sugirió que la combinación de la ingeniería tisular y de células madre con una alta plasticidad selectiva podría resolver este problema. La descelularización de corazones humanos enteros procedentes de cadáveres es factible y se obtiene con ella un material biocompatible con una arquitectura tridimensional intacta que conservan sus propiedades mecánicas. Estos resultados representan un primer paso hacia la fabricación de injertos de corazón y abren la puerta a nuevos procedimientos de ingeniería compleja de órganos humanos.