Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

La colonoscopia es una prueba segura y eficaz para explorar el revestimiento del intestino grueso. Se utiliza para evaluar síntomas como el sangrado o la diarrea crónica y como prueba de prevención y detección para el cáncer colorrectal. Gracias al colonoscopio, un instrumento formado por un tubo delgado y flexible, se pueden obtener imágenes del interior del intestino e introducir material auxiliar para realizar tratamientos a través de un canal operativo.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Maria Pellisé Urquiza

Publicado: 6 de junio del 2018
Actualizado: 6 de junio del 2018

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.