Tratamiento de la Neuropatía Óptica Isquémica

Reading time: 1 min

En la neuropatía óptica isquémica no arterítica, el tratamiento consiste en el control de los factores de riesgo: hipertensión arterial, tabaco, diabetes y colesterol alto.

La neuropatía óptica isquémica arterítica se trata de forma inicial con altas dosis de corticosteroides por vía intravenosa lo antes posible para prevenir la afectación del otro ojo. Después el tratamiento se administra por vía oral.

Subscribe

Receive the latest updates related to this content.

Thank you for subscribing!

If this is the first time you subscribe you will receive a confirmation email, check your inbox

An error occurred and we were unable to send your data, please try again later.