En determinadas circunstancias de especial gravedad se puede pedir una segunda opinión médica a otro especialista sobre el diagnóstico o el tratamiento que han dado a un paciente con una enfermedad concreta. En este caso, la segunda opinión médica es el informe emitido por el facultativo con el objetivo de contrastar el diagnóstico o el tratamiento inicial.

Se puede pedir una segunda opinión médica si:

  • Se ha diagnosticado una enfermedad degenerativa progresiva del sistema nervioso central sin tratamiento curativo o un cáncer maligno (si es cáncer de piel, sólo se puede pedir si se trata de un melanoma).

  • Se trata de una operación de cirugía ortopédica con riesgo de limitación funcional importante, neurocirugía, cirugía cardiaca, cirugía vascular o cirugía oftálmica.

  • Se ha prescrito la necesidad de un trasplante.

  • Se ha diagnosticado una enfermedad minoritaria (incluidas las de origen genético). Se entiende por enfermedad minoritaria aquella enfermedad que conlleva peligro de muerte o de invalidez crónica y que sólo afecta, como mucho, a cinco casos por cada 10.000 habitantes.

En cualquiera de estas circunstancias, desde la Unidad de Atención a la Ciudadanía se informa del derecho a pedir una segunda opinión, los centros de Cataluña que pueden proporcionarla y del tiempo que se tarda en obtenerla.

Para cada especialidad médica hay al menos dos centros que pueden emitir un informe médico y se debe elegir uno. Siempre que sea posible se respeta la elección del paciente y en ningún caso se puede elegir un centro diferente de los de la lista referenciada.

Para solicitar la segunda opinión es necesario rellenar el formulario de solicitud de la web del CatSalut que debe entregarse en la unidad de atención al usuario del centro o en una unidad de registro oficial. En caso de que el centro sanitario que tenga que hacer la segunda opinión solicite más pruebas diagnósticas, estas se hacen con carácter preferente.

La segunda opinión médica puede confirmar el diagnóstico o el tratamiento, o bien dar uno diferente.

  • Si la segunda opinión confirma el diagnóstico o el tratamiento, la atención sanitaria se realiza en el mismo centro y no se permite el cambio.

  • Si la segunda opinión médica es diferente a la primera, se puede elegir entre recibir la atención o el tratamiento en el centro en el que se ha hecho la atención o en el centro que ha hecho el nuevo diagnóstico. En caso de optar por cambiar de centro, se debe tener en cuenta que sólo se hará el cambio para tratar el proceso que ha originado la segunda opinión.