Clínic Barcelona
Institucional

Creada la Cátedra UB de Innovación en Oncología de Precisión

El Dr. Aleix Prat, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic, del grupo Genómica traslacional y terapias dirigidas en tumores sólidos del IDIBAPS y profesor del Departamento de Medicina de la UB, dirige la Cátedra de Innovación en Oncología de Precisión creada por la Universidad de Barcelona, con el apoyo de las empresas farmacéuticas Roche y Novartis.

De izquierda a derecha, Antoni Castells, Antoni Trilla, Joan Guàrdia, Aleix Prat y Josep M. Campistol.

La cátedra se presentó el pasado viernes en el Paraninfo de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud. El rector Joan Guàrdia presidió el acto, en el que ha destacó que «las cátedras son una herramienta que permite acercar más la Universidad a la sociedad y seguir impulsando el conocimiento de vanguardia en distintas disciplinas, especialmente en aquellas que, como en el caso de la oncología, tienen un gran impacto en la vida de las personas».

Implementar la medicina de precisión en oncología supone que las decisiones referentes al diagnóstico, el tratamiento y la realización de ensayos clínicos e investigación traslacional se basan en las características genómicas y moleculares del paciente. Según Aleix Prat «cada vez se hace más necesario que los especialistas que diagnostican y tratan el cáncer tengan un mayor conocimiento de la biología molecular, la genética y la genómica, la investigación clínica y traslacional, así como un conocimiento profundo de las nuevas terapias biológicas». En ese contexto, es fundamental que se desarrollen programas docentes y de investigación de excelencia «como los que se impulsarán desde la cátedra, dirigidos a formar a especialistas actuales y del futuro, capaces de prepararlos para abordar una medicina de precisión que repercuta positivamente en la calidad de vida y el pronóstico de los pacientes que sufren cáncer», afirmó Prat.

Por su parte, la directora del Departamento Médico de Roche Farma España, Beatriz Pérez, expresó o la satisfacción de la compañía por formar parte de la cátedra y ha recordado que la innovación es uno de los principales rasgos distintivos de Roche desde sus orígenes. «Nos sentimos especialmente cómodos en ámbitos como este, en los que prima el impulso a la investigación y la innovación en favor de los pacientes. Esta cátedra demuestra a las claras, además, cómo modelos de colaboración entre compañías privadas como la nuestra y entidades del ámbito académico e investigador de primer nivel, como la Universidad de Barcelona, están llamados a lograr grandes frutos para la sociedad», señaló.

«El cáncer es una constelación de enfermedades de enorme complejidad para cuyo abordaje es necesario adoptar un enfoque diferencial», explicó Reyes Calzada, directora médica de Novartis Oncología. «La identificación y el estudio de los genes y sus mutaciones nos está permitiendo comprender en mayor profundidad los mecanismos implicados en el desarrollo del cáncer y establecer enfoques diagnósticos y terapéuticos cada vez más precisos y personalizados», añadió. En esa línea, recordó que es fundamental para Novartis «establecer modelos de colaboración y transferencia de conocimiento como esta cátedra para el avance de la biomedicina».

Otros objetivos clave de la cátedra son potenciar el debate científico e impulsar una red internacional de docentes y centros de excelencia de oncología de precisión. Desde la cátedra también se promoverá el debate sobre política sanitaria, legislación y aspectos éticos y económicos, esenciales para implementar la innovación en la práctica clínica diaria.

En el acto también participaron los catedráticos de la UB Antoni Trilla, decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud; Josep M. Campistol, director general del Hospital Clínic, y Antoni Castells, director médico del Hospital Clínic.