Clínic Barcelona
Institucional

El Hospital Clínic y Leitat inauguran CATI Incubator, su incubadora para proyectos de Digital Health

Los proyectos seleccionados se focalizarán en el desarrollo de las nuevas tecnologías para solucionar necesidades no cubiertas en los sistemas de salud español y europeo

CATI Incubator estará acreditada por ACCIÓ y reconocida por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Instalaciones de Leitat. La infraestructura contará con una oficina de gestión y recepción, una zona de co-coworking que se implantará con espacios flexibles, salas de reuniones modulares, espacios comunes, áreas de training, así como una zona de showroom

Barcelona, 21 de octubre. El Clinical Advanced Technologies Initiative (CATI) es una iniciativa impulsada por el Hospital Clínic y Leitat para crear un centro dedicado a la innovación en tecnología hospitalaria. En el contexto de la iniciativa CATI, los dos fundadores lanzan la CATI Incubator para proyectos relacionados con la Salud Digital.

La CATI Incubator nace para impulsar el desarrollo de proyectos en Salud Digital. Se focalizará la selección de proyectos de desarrollo de las nuevas tecnologías para solucionar necesidades no cubiertas en los sistemas de salud español y europeo. A pesar del alto crecimiento del sector de la Salud Digital en los últimos años, todavía faltan mecanismos para dar apoyo a los emprendedores e incrementar el grado de implementación de estas tecnologías en el sector salud.

La incubadora ofrecerá servicios de aceleración/innovación a los proyectos seleccionados incluyendo asesoría en el desarrollo de negocio, servicios tecnológicos y de validación clínica, asesoría en requisitos regulatorios y facilitará el acceso a distintas fórmulas de financiación. Leitat pondrá a disposición de la iniciativa su expertise en la captación de financiación pública y privada y el acceso a todas sus instalaciones para el desarrollo de los proyectos. La vinculación con el Hospital Clínic ofrece una oportunidad única de colaboración con personal sanitario del más alto nivel, siendo un valor añadido para la validación clínica en cualquiera de las fases de desarrollo de los proyectos.

Esta infraestructura contará con una oficina de gestión y recepción, una zona de co-working que se implantará con espacios flexibles, salas de reuniones modulares, espacios comunes, áreas de training, así como una zona de showroom sobre las nuevas tecnologías en la digitalización de la salud. Además, los emprendedores dispondrán de acceso a las capacidades científico-tecnológicas de Leitat en biomedicina, inteligencia artificial, ciberseguridad, robótica, impresión 3D, sensórica, IoT y bigdata incluyendo el acceso al Centro de Excelencia IA HERMES.

“Pertenecer al ecosistema CATI permitirá a los participantes de la incubadora estar en el radar de grandes empresas líderes del sector, a nivel nacional e internacional que están vinculadas a la iniciativa, así como con diversas entidades del sector público”, afirma Joan Parra, vicepresidente ejecutivo de LEITAT.

“La colaboración entre el Clínic y Leitat en CATI permitirá realizar proyectos traslacionales para llevar a la práctica nuevas iniciativas en el ámbito hospitalario. La vinculación entre el hospital y el sector industrial representa una gran oportunidad para generar proyectos de alto valor añadido con profesionales de gran talento.” comenta el Dr. Josep Maria Campistol, director general del Hospital Clínic de Barcelona.

“Esta iniciativa es un paso tangible en el desarrollo de proyectos de innovación en el ámbito de la Salud. Impulsaremos la innovación acogiendo en la incubadora empresas y emprendedores para generar valor que se pueda trasladar al paciente” afirma el Dr. Lluís Donoso, coordinador de CATI y director del Centro de Diagnóstico de la Imagen del Clínic.

Estamos inmersos en una etapa de revolución tecnológica y altamente competitiva, gracias en buena parte a la aparición de los recursos NGEU. La combinación y coordinación de la tracción de las grandes empresas en proyectos de I+D, junto a la creatividad y flexibilidad de las start-up aseguran el éxito de los desarrollos tecnológicos. Es en este marco de trabajo donde la incubación de CATI aporta capacidad y dimensión internacional, con la voluntad de generar y retener en local gran parte del valor y el talento generado.

La puesta en marcha de la incubadora implicará la publicación de la oferta de acceso a las empresas y emprendedores interesados y la selección de los proyectos a través de un formulario que será evaluado por un comité de expertos, de forma que las iniciativas que vean aprobadas sus propuestas podrán establecerse en las dependencias de la incubadora por un plazo entre uno y tres años. La temporalidad y los servicios a los que se tendrá acceso variará dependiendo de si las iniciativas provienen de personas físicas o jurídicas y también de la modalidad de incubación (inicial, avanzado, experto) en la que se clasifique la propuesta.   

El objetivo de CATI es potenciar el conocimiento tecnológico transferible en tecnología sanitaria y vincularlo con el sector industrial, además de perseguir la generación de puestos de trabajo cualificados, la retención de talento y aumentar la competitividad del sector salud. La incubadora será el primer instrumento para conseguirlo.

Ubicación inicial en Plaça Catalunya

Inicialmente y mientras se llevan a cabo las obras del edificio definitivo de CATI en la calle Urgell, la incubadora iniciará su actividad en la Plaça Catalunya de Barcelona dentro de un equipamiento de LEITAT.

El destino final de CATI será un nuevo edificio que se construirá en la calle Urgell de Barcelona, ​​en un espacio que actualmente ocupa la parroquia de San Isidoro. Las nuevas instalaciones ocuparán unos 8.000m2 y significarán una inversión de 21,7 M€ en la nueva sede y 32 M€ en equipar y dinamizar el centro, que serán financiados mediante fondos europeos. El centro estará acreditado por ACCIÓ y reconocido por el Ministerio de Economía y Competitividad.