Clínic Barcelona
Investigación

Evalúan la eficacia de una combinación de fármacos en el tratamiento de la poliposis adenomatosa familiar

Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine ha evaluado la eficacia de una combinación de fármacos para ralentizar la progresión de la poliposis adenomatosa familiar, una enfermedad que causa cáncer colorrectal si no se trata. Aunque el estudio concluye que la combinación no es mejor que dar los dos tratamientos por separado, en uno de los subgrupos analizados se ha observado una tendencia que indica que en este caso concreto podría ser beneficiosa.

De izquierda a derecha, Francesc Balaguer, Antoni Castells y Teresa Ocaña (Foto: Francisco Avia).

Francesc Balaguer, jefe del Servicio de Gastroenterología del Clínic e investigador del grupo Oncología gastrointestinal y pancreática del IDIBAPS, y Antoni Castells, Director Médico del Clínic y jefe del mismo grupo IDIBAPS, son firmantes del artículo publicado en el NEJM. También han participado Teresa Ocaña, enfermera de práctica avanzada en formas familiares y hereditarios de cáncer digestivo y coordinadora del estudio en el Clínic, y los integrantes de la Clínica de Alto Riesgo de Cáncer Colorrectal.

La poliposis adenomatosa familiar es una enfermedad rara y hereditaria causada por mutaciones en un gen conocido como APC. Se caracteriza por la aparición progresiva de cientos o miles de pólipos en la parte baja del tracto gastrointestinal (colon y recto) y se asocia con un riesgo del 100% de desarrollar un cáncer colorrectal si no se trata. La aparición de pólipos en el duodeno se da en el 80% de las personas con la enfermedad y puede terminar, en un 5-12% de los casos, en un cáncer de duodeno.

El tratamiento actual consiste en realizar una proctocolectomía o colectomía total, una intervención quirúrgica en la que se saca el colon. "El tratamiento endoscópico o quirúrgico no elimina del todo la posibilidad de que puedan reaparecer pólipos y requerir una segunda cirugía, con lo que hay una necesidad no resuelta de encontrar algún tipo de tratamiento que pueda prevenir la aparición de los pólipos", señala Antoni Castells.

En los últimos años se han estado probando tratamientos quimiopreventivos que ralenticen la progresión de los pólipos y permitan evitar la aparición de problemas mayores.

En el estudio de fase III publicado en NEJM se ha analizado la eficacia de una nueva combinación de dos fármacos para reducir la necesidad de cirugía y ralentizar la progresión de la poliposis. "Hay evidencia de que la combinación de sulindac con eflornitina es efectiva, en la población general de más de 50 años en la reducción de la formación de pólipos. Con los datos preclínicos y clínicos de esta combinación se decidió hacer el estudio con pacientes con poliposis adenomatosa familiar", explica Francesc Balaguer.

En el estudio participaron 170 pacientes que se dividieron en tres grupos y que, a lo largo de cuatro años, recibieron la combinación de fármacos o uno de los dos tratamientos por separado. Por otra parte, dada la heterogeneidad que existe entre los pacientes con la enfermedad (pendientes de intervención, operados hace más de 3 años pero con pólipos en el recto o pacientes con una poliposis más severa), en cada uno de los tres grupos de tratamiento se tuvieron en cuenta las tres categorías.

Los resultados del estudio demostraron que no había diferencias significativas entre dar la combinación de fármacos o los tratamientos por separado. "El objetivo primario del estudio era muy ambicioso y complejo y es que no tenía que haber la aparición de ningún evento relacionado con la poliposis, como la necesidad de cirugía, el hecho de tener que sacar pólipos por endoscopia o la progresión de la enfermedad duodenal", apunta Francesc Balaguer. "Nos encontramos con pacientes en los que hubo progresión duodenal, medida por una escala cuantitativa, pero este hecho no tenía ninguna relevancia a nivel clínico", añade.

Lo que sí se observó es que, en el grupo de pacientes pendientes de hacerse una cirugía colorrectal, había una tendencia de reducción de los eventos relacionados con la poliposis que llegaba al 70%.

"El siguiente paso, pues, será subanalizar los grupos de los pacientes pre-colectomía o los ya operados definiendo la progresión de la poliposis como la necesidad de cirugía o extracción de colon, independientemente de si hay o no afectación al duodeno. De esta manera podremos ver si esta tendencia es o no significativa", concluyen los autores.

Referencia del estudio:

Eflornithine plus Sulindac for Prevention of Progression in Familial Adenomatous Polyposis.

Burke CA, Dekker E, Lynch P, Samadder NJ, Balaguer F, Hüneburg R, Burn J, Castells A, Gallinger S, Lim R, Stoffel EM, Gupta S, Henderson A, Kallenberg FG, Kanth P, Roos VH, Ginsberg GG, Sinicrope FA, Strassburg CP, Van Cutsem E, Church J, Lalloo F, Willingham FF, Wise PE, Grady WM, Ford M, Weiss JM, Gryfe R, Rustgi AK, Syngal S, Cohen A.

N Engl J Med. 2020 Sep 10;383(11):1028-1039. doi: 10.1056/NEJMoa1916063.