Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Síntomas de la Hernia inguinal o crural

Tiempo de lectura: 1 min

El síntoma principal es la aparición de un bulto de forma espontánea. Suele ser una protuberancia de tamaño variable, que puede o no ser dolorosa, y que aparece en la región inguinal o crural. En general, teniendo en cuenta su anatomía, las hernias crurales son de menor tamaño y, por tanto, pueden no ser visibles y resultar más difíciles de diagnosticar.

En ocasiones, aparecen síntomas de dolor irradiado a la cara interna de la pierna y, de forma menos frecuente, dolor abdominal que coincide con episodios de incarceración de la hernia. La incarceración de una hernia hace referencia a la salida del contenido intestinal por el orificio inguinal que no retorna de forma espontánea a la cavidad peritoneal. 

Los casos de incarceración son una urgencia clínica. Por ello, es necesaria la corrección rápida de esta situación, bien con un manejo conservador mediante reducción del saco manual (maniobras de taxis), o bien mediante corrección quirúrgica para evitar una complicación intestinal grave.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.