Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.
Tiempo de lectura: 3 min
La retinopatía diabética es una complicación ocular causada por la diabetes. Los vasos sanguíneos de la retina se deterioran y producen hemorragias o acumulación de líquidos que pueden provocar pérdida de agudeza visual e, incluso, ceguera. Cuantos más años dura la diabetes, más riesgo hay de desarrollarla. Puede dar o no síntomas, por lo que la prevención pasa por hacerse revisiones periódicas del fondo de ojo.

La Retinopatía Diabética en primera persona

Profesionales y pacientes te explican cómo se convive con la enfermedad
Los pacientes con más de 20 años de evolución de la diabetes, tienen mayor riesgo de tener retinopatía diabética. Es la primera causa de ceguera en adultos en edad laboral.
El control de la diabetes, lo primero. Que todo ayuda, pero que la diabetes se ha de controlar.

La retinopatía diabética es la enfermedad que se produce cuando la diabetes afecta al fondo del ojo, es decir, a la retina. Aparecen cambios en la circulación de los vasos de la retina que ocasionan hemorragias y acumulaciones de líquido. Estos fenómenos pueden causar pérdida de agudeza visual que puede llegar, en algunos casos, a la ceguera.

Es importante saber que el buen control de la diabetes desde el inicio de la enfermedad es la mejor estrategia preventiva para retrasar la aparición y/o la agresividad de las lesiones en la retina. Igualmente son muy importantes las revisiones periódicas del fondo del ojo para detectar y tratar pequeñas lesiones y evitar su progresión.

Clasificación de la Retinopatía Diabética

La retinopatía diabética se clasifica en función de los cambios que presenta el fondo del ojo.

En función de la gravedad y extensión de las lesiones se clasifican en:

  • No proliferativa leve. Cambios leves en el fondo de ojo.
  • No proliferativa moderada. Cambios graves, pero no en todo el fondo de ojo.
  • No proliferativa grave. Cambios graves y en todo el fondo de ojo.
  • Proliferativa. Aparición de nuevos vasos y/o hemorragias internas.

También se puede clasificar en función de si presenta o no cúmulo de líquido en la parte central de la retina, es decir, edema macular diabético:

  • No edema macular diabético.
  • Edema macular diabético.

La primera clasificación es muy importante ya que los pacientes no notan disminución de agudeza visual hasta las formas más graves (proliferativa). Es por ello que se realizan controles de fondo de ojo, normalmente con fotografía, para detectar la presencia y gravedad de la enfermedad lo antes posible. Por otra parte, la segunda clasificación también es importante porque los pacientes con edema macular diabético sí pierden visión desde el comienzo y pueden no recuperarla si no reciben el correcto tratamiento.

La retinopatía diabética es una complicación muy frecuente de la diabetes, 3 de cada 10 personas con diabetes la pueden tener. Esto hace que, en general, hasta 3-4 de cada 100 europeos tenga retinopatía diabética. De hecho, es la primera causa mundial de ceguera en personas en edad laboral.

La retinopatía diabética es la primera causa mundial de ceguera en personas en edad laboral.

Por otra parte, cuanto más dura la diabetes, mayor riesgo de desarrollar retinopatía diabética. Es decir, en el momento en que se diagnostica la diabetes muy pocos pacientes con diabetes tipo 1 y solo hasta 1 de cada 3 con diabetes tipo 2 tiene retinopatía. Sin embargo, aquellas personas con diabetes de larga evolución (más de 20 años) la pueden desarrollar y puede llegar a afectar a más de 6 de cada 10 pacientes.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Anna Sala Puigdollers
Marc Figueras Roca
Victoria Hernández Grima

Publicado: 3 de julio del 2018
Actualizado: 3 de julio del 2018

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.