Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué es un estudio Holter?

Tiempo de lectura: 3 min

El estudio Holter es una exploración no invasiva que permite estudiar la frecuencia y el tipo de ritmo del corazón. Esto se consigue mediante el registro de la actividad eléctrica del corazón.  

¿En qué consiste?

Habitualmente esta prueba realiza un registro durante 24h de la actividad del corazón (en algunos casos existen registros Holter más prolongados según las necesidades diagnósticas). Para ello, se colocan unos electrodos en el pecho que van conectados mediante unos cables a un aparato registrador de tamaño similar a una cajetilla de tabaco. El Holter permite ver cómo se comporta la frecuencia del corazón (número de latidos cardíacos por minuto) a lo largo del día y la noche. Y también permite observar el ritmo del corazón durante el periodo en el que se realiza la prueba. De esta manera, se puede ver si se trata del ritmo normal (ritmo sinusal) o si existe algún tipo de ritmo anormal (arritmia).  

La ventaja frente a un electrocardiograma convencional (el cual también es capaz de ver la frecuencia y el ritmo) es que mientras que el electrocardiograma observa la actividad del corazón en un momento concreto, el Holter permite ver el comportamiento del corazón a lo largo de un día completo, para así valorar su funcionamiento mientras la persona realiza su vida cuotidiana.  

Una vez retirado el aparato, la información registrada se vuelca en un ordenador donde a través de un programa específico se analiza la información y, posteriormente, se hace un informe del resultado que puede tardar hasta 15 días. 

¿Cómo se realiza?

Para poder realizar esta prueba hay que acudir al hospital dos días consecutivos. El primero de ellos para colocar el aparato de registro y, el segundo, para proceder a su retirada.  

Para la colocación de los electrodos es necesario que la persona se desvista de cintura hacia arriba. Se colocan los electrodos sobre el pecho que tienen un adhesivo que los mantiene en posición durante el transcurso de la prueba. Para asegurar la estabilidad de la posición de los electrodos muchas veces se coloca una malla sobre estos. Posteriormente, se conectan a la petaca de registro y el paciente puede volver a vestirse. Durante las 24h que dura la prueba la persona deberá realizar vida normal, así mismo, si durante el transcurso de la prueba nota alguna sensación extraña (como palpitaciones), debe apuntarlo para poder comunicárselo al médico el día que vaya a recoger los resultados de la prueba. Durante el transcurso de la prueba la única actividad cotidiana que no se puede hacer es ducharse. Se pueden realizar medidas de higiene, pero no se debe mojar la zona de los electrodos ni la petaca. Al día siguiente, se debe acudir al hospital para retirar el dispositivo.  

¿Qué complicaciones pueden aparecer?

Las complicaciones son extremadamente raras, únicamente pueden aparecer alteraciones en la piel en aquellas personas con alergia al adhesivo de los electrodos.

¿Cómo hay que prepararse?

No es necesario tomar medidas especiales antes de la prueba. Únicamente, se recomienda llevar en la parte superior ropa fácil de quitar y no muy ajustada para que no aprieten los electrodos una vez colocados. 

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Laura Sanchís Ruiz

Publicado: 9 de febrero del 2021
Actualizado: 9 de febrero del 2021

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.