Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.
Tiempo de lectura: 3 min

La urodinamia es una prueba diagnóstica destinada a conocer cómo funcionan la vejiga urinaria y la uretra. Se analiza y se registra como se comporta la vejiga mientras se llena (llenado con suero) y se vacía (micción), y también si la uretra cierra de manera correcta en los momentos adecuados (por ejemplo, al toser o hacer esfuerzos).

¿En qué consiste?

El examen consiste en medir la presión del esfínter uretral y del interior de la vejiga durante la fase de llenado y vaciado vesical, mediante la colocación de unos catéteres de pequeño calibre a través de la uretra y el ano. Después de la prueba, se realiza una exploración ginecológica.

Para qué sirve?

La presión registrada se traduce en forma de gráficas. Su interpretación permite valorar el funcionamiento de la vejiga y el esfínter uretral y detectar posibles alteraciones. Es posible que durante la prueba aparezca alguna pérdida de orina. No hay que preocuparse ni avergonzarse, ya que el objetivo de la prueba es conocer la causa de esta pérdida de orina. La urodinamia se pide en mujeres con incontinencia de orina u otras alteraciones miccionales (por ejemplo, que orinar sea dificultoso). También en mujeres con prolapso de órganos pélvicos, para ver cómo funciona la vejiga y la uretra.

¿Cómo se realiza?

Esta prueba se realiza de forma ambulatoria. No se precisa ningún tipo de anestesia para su realización.

¿Cuánto tiempo dura?

Suele durar entre 45 y 60 minutos.

¿Cómo hay que prepararse?

Se recomienda el día de la prueba llevar ropa cómoda porque se debe quitar de cintura para abajo.

Entre una hora y una hora y media antes de la prueba, hay que beber 2-3 vasos de agua para tener ganas de orinar cuando se comience el estudio.
 
Hay que procurar haber defecado la noche de antes o la mañana de la prueba. Si no lo ha hecho, se pueden utilizar supositorios de glicerina u otros laxantes similares.
 
No es necesario venir en ayunas. No se aconseja realizarla durante la menstruación.
 
Se deben llevar todos los documentos médicos relacionados con el problema de orina o de prolapso, así como una hoja con los nombres de los medicamentos que se toman actualmente.

Situaciones de especial atención

Esta prueba diagnóstica no se puede realizar en caso de:

  • Infección urinaria activa.
  • Algunos casos de inflamación, infección vaginal y anal activas.
  • Presencia de sangra en la orina (hematuria) no identificada. 
  • Menstruación.

¿Quién realiza la prueba?

La urodinamia es una prueba diagnóstica realizada por un equipo formado por profesionales médicos y de enfermería.

¿Qué sensaciones tendré durante la prueba?

Para realizar un estudio urodinámico, hay que utilizar sondas vesicales y otras sondas, que pueden ser ligeramente molestas. Sin embargo, normalmente se toleran muy bien.
 
Después de la prueba, algunas pacientes refieren molestias en la vejiga de forma transitoria. Es posible presentar sensación de quemazón, sangrado escaso y/o tener necesidad de orinar frecuentemente. Es normal y estos síntomas suelen desaparecer a las pocas horas.
 
En algunas ocasiones, puede aparecer una infección de orina posterior a la prueba. Normalmente, se indica un antibiótico para prevenir que esto suceda.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Cristina Ros Cerro
Esther Benito
Lorena López
Mónica López
Silvia Escurra
Sònia Anglès Acedo

Publicado: 11 de noviembre del 2020
Actualizado: 11 de noviembre del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.