Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.
Tiempo de lectura: 1 min

La hipoxia es el nombre que recibe la falta de oxígeno en el cuerpo humano y es la causa principal del mal de altura, aunque el mecanismo exacto se desconoce.   

La hipoxia es el nombre que recibe la falta de oxígeno en el cuerpo humano y es la causa principal del mal de altura, aunque el mecanismo exacto se desconoce.   

El mal de altura puede aparecer al subir o permanecer a más de 2.500 metros de altitud, y sus síntomas son consecuencia de la falta de oxígeno que existe en grandes altitudes.   

Todo el mundo está en riesgo de tener mal de altura, independientemente del sexo o de la condición física, pero aquellas personas con problemas cardiacos y/o pulmonares podrían ser más susceptibles. El riesgo aumenta a mayor altitud.   

El mal de altura puede afectar entorno al 25% de viajeros que duermen a 2.500 metros de altura, y hasta el 70% de viajeros que ascienden a más de 4.500 metros, de los cuales el 1% puede presentar complicaciones graves en forma de edema pulmonar o cerebral.   

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.