Pronóstico de la Hernia inguinal o crural

Reading time: 1 min

La recaída de la hernia inguinocrural con el uso de mallas es muy baja: 1-6%. El paciente suele recuperarse de forma rápida y debe esperar unas tres semanas para poder realizar una actividad física intensa.

El principal problema postoperatorio a medio/largo plazo es el dolor crónico, que tiene dos componentes: la lesión nerviosa sensitiva y la propia actividad de la malla. 

En la actualidad, con el uso de mallas con menos tejido sintético, disecciones quirúrgicas muy cuidadosas que respeten los nervios y un buen tratamiento contra el dolor postoperatorio, ha disminuido notablemente esta complicación.

Subscribe

Receive the latest updates related to this content.

Thank you for subscribing!

If this is the first time you subscribe you will receive a confirmation email, check your inbox

An error occurred and we were unable to send your data, please try again later.