Clínic Barcelona
Investigación

Descubren un nuevo mecanismo responsable de la migraña

Investigadores del IDIBAPS y de la Universidad de Barcelona han participado en un estudio publicado en la revista Neuron en el que han identificado un nuevo mecanismo molecular relacionado con la migraña. En concreto, han identificado como una mutación provoca una disfunción de unas proteínas que aumentan la actividad neuronal e inducen el dolor migrañoso. En el estudio coordinado por Guillaume Sandoz, investigador del Centro Nacional de Investigación de Francia (CNRS) y de la Universidad de Niza, han participado Xavier Gasull, profesor de la Universidad de Barcelona, ​​y Alba Andrés-Bilbeis, ambos del grupo de investigación en Neurofisiología del IDIBAPS y del Instituto de Neurociencias de la UB (UBNeuro).

La migraña es un trastorno neurológico que afecta al 15% de la población y tiene componente genético, ambiental y hormonal. Se caracteriza por episodios recurrentes y severos de dolor de cabeza. El dolor, de intensidad variable, se inicia en uno u otro lado de la cabeza y puede ir acompañado de náuseas, vómitos y fotofobia. Se distingue entre migraña con aura (20%), cuando el dolor de cabeza lo preceden síntomas neurológicos transitorios que suelen ser visuales, y migraña sin aura (80%). "A pesar de la elevada prevalencia de este tipo de cefalea, todavía desconocemos la mayoría de las causas genéticas y los mecanismos fisiopatológicos implicados, lo que dificulta encontrar tratamientos eficaces", señala Xavier Gasull.

Estudios previos han demostrado que los episodios de migraña están relacionados con una mayor excitabilidad eléctrica de las neuronas sensoriales. La actividad eléctrica está controlada por unas proteínas denominadas canales iónicos que se encargan de facilitar o inhibir la activación de las neuronas. En este caso concreto, se trata de los canales TRESK y TREK, que se encuentran en las neuronas sensoriales y frenan la activación neuronal excesiva.

Los investigadores han demostrado que una mutación en el gen que codifica para TRESK da lugar a una proteína disfuncional, que hace que el canal no funcione de forma correcta para disminuir la actividad eléctrica. Pero además, se origina una nueva proteína que afecta la función de otros canales iónicos como TREK1. "Paradójicamente, se habían descrito otras mutaciones que también eliminaban la proteína TRESK pero no provocaban migraña. Aquí hemos encontrado que es necesaria la combinación de los dos factores para que haya una mayor activación eléctrica de las neuronas sensoriales, que provoca el dolor característico de la migraña", explica Xavier Gasull.

Aunque estudios previos ya habían identificado el carácter hereditario de la migraña, no se conocía con detalle el mecanismo que provocaba este tipo de migraña con aura. Este estudio abre una nueva vía para la investigación en nuevos tratamientos para la migraña. Por otra parte, los investigadores describen un nuevo mecanismo por el que una mutación tiene la capacidad de crear dos proteínas disfuncionales, en vez de sólo una, lo que puede darse en otras enfermedades de tipo genético y que habrá que explorar.

Referencia del artículo:

Migraine-Associated TRESK Mutations Increase Neuronal Excitability through Alternative Translation Initiation and Inhibition of TREK.

Royal P, Andres-Bilbe A, Ávalos Prado P, Verkest C, Wdziekonski B, Schaub S, Baron A, Lesage F, Gasull X, Levitz J, Sandoz G.

Neuron. 2019 Jan 16;101(2):232-245.e6. doi: 10.1016/j.neuron.2018.11.039.