Clínic Barcelona
Asistencia

El Clínic, Can Ruti y la UB colaboran por encargo del CatSalut en el desarrollo de respiradores de emergencia para hacer frente a la COVID-19

Un equipo formado por profesionales del Hospital Clínic, el Hospital e Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP) y la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Barcelona, ​​dan apoyo científico y económico al desarrollo de tres nuevos modelos de respiradores de emergencia para tratar pacientes afectados por la COVID-19. Se trata de modelos de fácil industrialización y eficientes.

La puesta en marcha simultánea de los tres modelos es fruto del esfuerzo de todos los actores implicados (empresas, hospitales, centros de investigación, universidad y administración). Gracias a las donaciones recibidas por parte de particulares, empresas y entidades de la sociedad civil podemos continuar con el desarrollo y escalado industrial de los prototipos.

Las iniciativas también cuentan con el impulso del Servicio Catalán de la Salud, que está propiciando la incorporación de empresas y da soporte a los centros para encontrar este tipo de soluciones. Aquellos proyectos que sean aprobados se extenderán al conjunto del sistema tan pronto como sea posible y atendiendo a criterios técnicos y de capacidad productiva.

El Dra. Xènia Acebes, directora del Área Asistencial del Servicio Catalán de la Salud, destaca que "en esta situación excepcional, la inteligencia colectiva que se genera de poner muchos agentes a desarrollar nuevas soluciones debe permitir superar con éxito los retos que afrontamos en un tiempo récord".

Un respirador de emergencia

Los tres diseños tienen por objetivo ayudar a la ventilación en situación de ausencia de respiradores convencionales en aquellos pacientes con problemas respiratorios severos, como los provocados por la COVID-19. Los dispositivos permiten controlar la frecuencia respiratoria y otros parámetros de forma constante y objetiva y proporcionan al paciente el soporte vital que de otro modo no tendría. Sólo se contemplan para su uso transitorio en situación de emergencia y de ausencia de un ventilador convencional disponible.

Los tres prototipos ya están pasando las pruebas de validación con simuladores, realizadas en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UB, en el Campus Clínic, bajo la supervisión del Dr. Josep M. Nicolás, especialista en medicina intensiva del Clínic y profesor de la UB, el Dr. Ramón Farré, Catedrático de Fisiología de la UB y jefe del grupo Biofísica respiratoria y bioingeniería del IDIBAPS, y el Dr. Manel Puig, del Instituto de Investigación y Hospital Germans Trias i Pujol. Los modelos ahora se encuentran en fase de validación en animales, pruebas que se realizan en el Centro de Medicina Comparativa y Bioimagen (CMCiB) del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP), y se harán durante los próximos días pruebas controladas con pacientes, bajo las autorizaciones pertinentes de los comités éticos correspondientes.

El Dr. Josep M. Nicolás explica que, "estamos contribuyendo a las iniciativas para desarrollar aparatos de ventilación en ausencia de respiradores convencionales y aportamos nuestro conocimiento en la metodología de creación y calibración de los dispositivos".

El Dr. Ramon Farré comenta que, "estamos trabajando de manera coordinada diversos equipos e instituciones para conseguir una máquina que nos permita ofrecer al sistema sanitario una solución de emergencia en la respiración asistida".

El Dr. Manel Puig, destaca que "es un esfuerzo extraordinario y coordinado, poniendo al servicio de la emergencia todo el conocimiento y experiencia de muchos agentes de investigación del sistema catalán, para acelerar todos los procesos, manteniendo todas las garantías, y conseguir todas las validaciones para llegar a los pacientes de manera rápida ".

Por su parte, el Dr. David Priego, referente clínico de la dirección de Innovación del Hospital Germans Trias, considera que "se ha avanzado mucho en muy poco tiempo desde una idea y varios prototipos hasta productos que pueden ser reales y utilizables en la práctica clínica diaria y escalable a nivel industrial, y esto ha sido posible gracias al apoyo y el asesoramiento clínico de nuestros expertos clínicos en ventilación, como los Drs. Marc Fabra, Hipólito Pérez y Pilar Ricart de la Unidad de Cuidados intensivos de Germans Trias y del Dr. Martí Pons, de la Unidad de Cuidados Intensivos de Sant Joan de Déu".

Una vez los prototipos hayan pasado todas las validaciones, deberán ser aprobados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), momento en el que se podrán empezar a producir y distribuir en todo el Estado.

Los tres modelos son:

  • Oxygen-IP, diseñado por la empresa Protofy.xyz. Es una solución de open hardware (planos y software disponibles gratuitamente) que automatiza un dispositivo AMBU, de forma mecanizada y autónoma. Permite controlar la frecuencia respiratoria, el volumen corriente y la ratio inspiración/expiración de forma constante y objetiva. Sus partners ya están preparados para iniciar la producción en masa durante los próximos días.
  • Respira, impulsado por GPA Innova, se adapta a los respiradores manuales y los asiste de forma automática y monitorizada. Permite el control remoto y en tiempo real de variables como la frecuencia y el volumen de aire y oxígeno aportados al paciente. La utilización de una estación de control permite gestionar hasta 20 dispositivos de forma simultánea mediante una red wifi propia.
  • El tercer dispositivo, se denomina D.A.R. (Dispositivo Autónomo de Respiración). GasN2 ha diseñado, desarrollado y montado un prototipo de respiradores mecánicos de intubación (VMI). El equipo asiste a la respiración al paciente de manera invasiva y se compone de partes industriales, entre otras, de una parte neumática y de instrumentación, eléctrica y electrónica, software de control de las variables de proceso, monitorización en pantalla y alarmas visuales y sonoras ("Respirador VMI").

Una campaña de solidaridad

En los últimos días se han recibido gran cantidad de donaciones para desarrollar y producir los respiradores. Sin el apoyo de la sociedad civil esto no sería posible. Gracias a la implicación desinteresada de particulares, empresas, autónomos, entidades y administraciones, nos encontramos en esta fase de desarrollo del proyecto y podremos financiar la producción de los equipos necesarios. Todas las entidades implicadas quieren manifestar su agradecimiento por todo el apoyo recibido.

El Dr. Josep M. Campistol, Director General del Hospital Clínic de Barcelona destaca que, "este es un proyecto clave para hacer frente a la pandemia de la COVID-19 y que sólo podrá ser posible gracias a los numerosos apoyos recibidos".