Clínic Barcelona
Asistencia

El Clínic, primer hospital de Europa en aplicar una nueva técnica láser en cirugías de próstata

El Hospital Clínic de Barcelona ha sido el primer hospital de Europa en aplicar una nueva técnica láser en el tratamiento quirúrgico mínimamente invasivo en cirugías de próstata: el láser Thulio superpulsado. La primera cirugía se realizó el martes 22 de junio a cargo del Dr. Javier Sánchez del Servicio de Urología del Clínic, dirigido por el Dr. Antonio Alcaraz. El primer caso en el que se utilizó esta técnica fue en el caso de un paciente con Hiperplasia Prostática Benigna. 

Esta nueva técnica se podrá aplicar en cirugías para el tratamiento de las litiasis urinarias, los tumores de urotelio y la Hiperplasia Prostática Benigna.

Esta nueva técnica se podrá aplicar en cirugías para el tratamiento de las litiasis urinarias, los tumores de urotelio y la Hiperplasia Prostática Benigna. El Hospital Clínic de Barcelona, como centro de referencia asistencial en urología, pero también en la docencia, ha podido comprobar los criterios científicos en el uso del láser en este tipo de cirugías y, de esta manera despejar dudas sobre otros tipos de técnicas y / o láseres utilizados.

La cirugía láser de próstata se utiliza para aliviar los síntomas urinarios de moderados a graves provocados por el agrandamiento de la próstata. La fibra de láser que pasa a través del endoscopio libera energía para eliminar el exceso de tejido que impide el flujo de orina. Se utiliza un láser para cortar o extraer el exceso de tejido que bloquea la uretra. La gran diferencia con otras cirugías con un láser de estas características es que hasta ahora el láser aplicado era de frecuencias aproximadas de de 70 Hz y ahora se podrá aplicar una frecuencia de 2.400 Hz. Todo ello, permitirá una cirugía mucho más precisa, efectiva, rápida y una mejor recuperación del paciente que en 24 horas podrá ser dado de alta.

Este láser 'Superpulsado' tiene una tecnología innovadora que facilita las intervenciones quirúrgicas endoscópicas complicadas, su uso dentro de quirófano y con aparatos de diámetros más reducidos. El consumo de energía es mínimo y no requiere instalaciones costosas y difíciles como otros láseres utilizados. Para el Dr. Javier Sánchez "esta nueva técnica es revolucionaria porque utiliza poca energía y con una alta frecuencia. Supone un cambio de concepto en la cirugía urológica ".

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es un agrandamiento no canceroso de la glándula prostática la prevalencia de la que aumenta progresivamente con la edad. La mitad de los hombres tiene un agrandamiento de próstata a los 60 años de edad, ya los 85, el 90 por ciento de los hombres tiene un agrandamiento de próstata.

Se calcula que un 50% de los hombres tendrán, en algún momento de su vida Hiperplasia Benigna de Próstata (con diferentes niveles de intensidad). En las personas con agrandamiento de próstata, la gravedad de los síntomas varía, pero tienden a empeorar gradualmente con el tiempo. Algunos signos y síntomas frecuentes de la hiperplasia prostática benigna son los siguientes: necesidad de orinar con frecuencia o urgencia, aumento de la frecuencia de la orina por la noche, dificultad para comenzar a orinar o flujo de orina débil o que se detiene y vuelve a empezar.

Esta nueva técnica también se puede utilizar para la litiasis (piedras) que es una patología que afecta al 4% de la población española, por lo que la podemos calificar de bastante frecuente. Se producen por la unión en diminutos cristales de las sales que están en solución en la orina cuando el paciente, sobre todo en verano, bebe menos de lo debido. Estos cristales se unen con otros y acaban formando un núcleo que irá engordando, por aposición de más cristales, hasta que por la fuerza de la gravedad, cae al uréter y pasa el cólico. "En este tipo de intervenciones el láser permite un mayor flexibilidad y acceder a lugares de más difícil acceso del riñón", según el Dr. Juan López.

Por su parte, el Dr. Antonio Alcaraz, Jefe de Servicio de Urología del Clínic resalta que "el uso de técnicas pioneras nos permite situar el Hospital Clínic de Barcelona como un centro puntero e innovador para abrir, en definitiva, nuevas oportunidades para el paciente y ofrecer -la una mejor calidad de vida".

Mira las fotos de la nueva técnica.