Clínic Barcelona
Asistencia

Salud culmina la extensión del programa de cribado de cáncer de colon y recto en Cataluña

Ahora quiere que más personas se hagan la prueba, sencilla y eficaz en la detección precoz del cáncer más frecuente en el país. El programa cumple 10 años en Barcelona, ​​a través del que se ha invitado a medio millón de personas y se han conseguido diagnosticar de forma precoz 1.300 cánceres.

El cáncer de colon y recto es una enfermedad con un impacto elevado en Cataluña, tanto por la incidencia de nuevos casos como por la mortalidad que ocasiona. Por la importancia de este cáncer -el más frecuente en Cataluña- y para disponer de una técnica de detección precoz de eficacia demostrada, el Departament de Salut planificó la implantación progresiva del Programa de cribado de cáncer de colon y recto en Cataluña. Ahora se acaba de alcanzar su desarrollo total en todo el país y, culminado este proceso, Salut hace un llamamiento a que muchas más personas que las invitadas a hacerse la prueba participen, dados los resultados obtenidos.

Durante el año pasado, los datos del programa volvieron a poner de manifiesto la importancia de participar en este servicio dirigido a toda la población de entre 50 y 69 años. De las cerca de 834.600 personas invitadas a hacerse la prueba en Cataluña, más de 375.500 la realizaron; en un 5,2% de éstas, la prueba de detección de sangre oculta en heces resultó positiva, y se hicieron más de 17.500 colonoscopias de estudio. El resultado fue, por un lado, la detección de hasta 6.737 personas con pólipos con riesgo de que, en el futuro, podrían haber progresado hacia malignos; esta potencial progresión se evita, en la gran mayoría de los casos, con una extirpación mediante la misma colonoscopia. Por otra parte, también se detectaron 676 cánceres colorrectales, un 70% de ellos en estadios iniciales, con más posibilidades de curación.

Durante la rueda de prensa, la directora general de Planificación en Salud, Pilar Saura, ha subrayado la importancia de aumentar la participación en el programa. "Se trata de una corresponsabilidad compartida por el sistema de salud y la ciudadanía, donde se demuestra que el trabajo en red garantiza los éxitos que ya estamos logrando".

Por su parte, Xavier Castells, jefe del Servicio de Epidemiología y Evaluación del Hospital del Mar y presidente del consejo asesor de cribado de cáncer de Cataluña, ha explicado que "en estos 10 años, se ha realizado un trabajo extraordinario con la participación de profesionales de los hospitales, de las farmacias y de la atención primaria y del Departament de Salut".

Por su parte, el director médico del Hospital Clínic y co-cordinador del Programa, Antoni Castells, ha añadido que "pocas veces, a lo largo de mi trayectoria profesional, he podido comprobar que una actuación asistencial haya tenido un impacto tan favorable en el conjunto de la población como la introducción de los programas de cribado de cáncer de colon".
Y el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, Jordi de Dalmases, ha destacado que "la red de farmacias, por su capilaridad y proximidad, hace un papel de motivación a la población muy importante en el marco del cribado del cáncer de colon y recto", y ha resaltado también la importancia de la coordinación entre los profesionales sanitarios:"La inclusión de la farmacia como un recurso más del sistema sanitario es el camino para hacer frente a los retos de salud del futuro".

Barcelona, ciudad pionera en la extensión del programa

El programa también celebra este año los 10 años de su implantación en la ciudad de Barcelona. En este tiempo se han realizado más de 575.000 pruebas que han permitido diagnosticar cerca de 1.300 cánceres y extirpar pólipos con potencial de malignización en 15.500 personas, de las cuales el 64% son de riesgo intermedio o alto. A lo largo de estos 10 años se han enviado cerca de 1,4 millones de invitaciones personales a más de 566.000 personas.

Impulsado por el Departament de Salut, liderado por el Hospital Clínic y el Hospital del Mar, y con la colaboración del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB), el programa se estrenó en las áreas integrales de salud de Barcelona Esquerra y de Litoral Mar, y se extendió al resto de la ciudad en 2015. Fue pionero en contar con la implicación activa de las farmacias para conseguir un mayor impacto y participación de la población.

En este sentido, el programa obtiene unos buenos resultados de participación en la ciudad: en global se sitúa cerca del 50%, pero en algunas áreas llega a casi el 60%. Sin embargo, hay que seguir mejorando el conocimiento y la accesibilidad del programa y llegar a participaciones superiores al 65%, como recomiendan las guías europeas. Para conmemorar la efeméride, mañana tendrá lugar en la Pedrera la jornada "10 años previniendo el cáncer de colon y recto en Barcelona" . Pensada como un encuentro con profesionales que han sido y están involucrados en el programa, la jornada también servirá para agradecer el esfuerzo de personas e instituciones que han hecho posible que este proyecto de prevención se haya consolidado como pieza clave dentro del mapa sanitario barcelonés.      

¿Cómo funciona el programa?

Participar en el programa de detección es clave para reducir el riesgo de padecer cáncer y mejorar el pronóstico de la enfermedad, porque pretende detectarlo en etapas muy precoces, cuando no hay síntomas y los tratamientos son más efectivos. De hecho, los estudios indican que la detección precoz mediante esta prueba aumenta las posibilidades de curación y puede disminuir la mortalidad por este tumor en un 16% o más en los participantes en el programa.

El programa, que ya está implantado en toda Cataluña, se dirige a todos los hombres y mujeres de entre 50 y 69 años y consiste en hacerse, cada dos años, una sencilla prueba en casa para detectar si las deposiciones contienen pequeñas cantidades de sangre que no se ven a simple vista. La población diana recibe una carta de invitación al programa con las instrucciones a seguir; en las comarcas de Barcelona y Girona el colector de la muestra se recoge y se devuelve a las oficinas de farmacia y, en Lleida y Tarragona, en el CAP. Si el resultado de la prueba es normal, es muy poco probable que se tenga un cáncer de colon y, pasados ​​dos años, se vuelve a ofrecer hacer la prueba. Si en la prueba, sin embargo, se encontraran indicios de sangre, es probable que se tenga una lesión. Ante este resultado, se propone hacer una colonoscopia -una exploración del interior del intestino.

El cáncer más frecuente

El cáncer colorrectal es el más frecuente en Cataluña, sobre todo a partir de los 50 años. Se estima que el año pasado se diagnosticaron 6.228 casos nuevos, (3.634 en hombres y 2.594 en mujeres) y murieron 2.538 personas (1513 hombres y 1025 mujeres). En cuanto a la supervivencia relativa a los 5 años de su diagnóstico, es del 56% en hombres y del 61% en mujeres.

La mayoría de veces este tipo de cáncer se desarrolla a partir de pequeñas lesiones del interior del intestino (pólipos), que pueden acabar transformándose en un cáncer. Si se detecta a tiempo este cáncer, es muy fácil de tratar y tiene muchas probabilidades de curación. La mayoría de veces el cáncer no produce ninguna molestia hasta que la enfermedad está avanzada, y por eso es importante participar en el programa de detección precoz.

La prevención de este tumor también es importante, ya que el riesgo de padecer cáncer se reduce siguiendo un conjunto de recomendaciones, recogidas en el Código europeo contra el cáncer. Entre ellas, no fumar ni beber alcohol, mantenerse en un peso saludable, hacer actividad física en el día a día y alimentarse de forma saludable. En este último sentido, se debe apostar por comer bastantes cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, limitar el consumo de alimentos con un alto contenido calórico (azúcares o grasas), evitar las bebidas azucaradas y la carne procesada.