Asistencia

El Clínic, Sant Joan de Déu y la UPF crean un sistema de navegación quirúrgica pionero en el mundo para la cirugía fetal

El nuevo GPS quirúrgico aporta más precisión, acorta la duración de la cirugía y reduce la tasa de mortalidad.

El Hospital Clínic de Barcelona, ​​el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y la Universidad Pompeu Fabra han presentado este lunes un sistema de navegación quirúrgica pionero en el mundo para la cirugía fetal. A la presentación han asistido el Dr. Antoni Castells, director médico del Clínico, el Dr. Miquel Pons, director médico del Hospital San Juan de Dios de Barcelona, ​​el Dr. Eduard Gratacós, director del Instituto Clínico de Ginecología, Obstetricia y Neonatología y de BCN Natal. También los han acompañado la Dra. Elisenda Eixarch, investigadora principal del proyecto y el Miguel Ángel González, investigador ICREA y coordinador del proyecto en la UPF. Durante la presentación se ha presentado el caso de una madre que fue operada con éxito con esta técnica y que ha explicado su experiencia.

Este nuevo sistema permite hacer una reconstrucción virtual de la placenta de la embarazada a partir de una resonancia y una ecografía. Con este mapa 3D de la placenta, antes de la intervención, el cirujano fetal dispone de una visión mucho más precisa sobre la situación de la placenta y el cordón umbilical, y ha podido analizar cuál es el mejor punto de entrada a la placenta para acceder al feto.

Cada embarazada tiene la placenta ubicada en un lugar diferente, sus vasos sanguíneos nunca son iguales y su conexión con el feto y el cordón umbilical también varía de un embarazo a otro. Por otra parte, el feto se encuentra también siempre en posiciones diferentes en cada caso y flotando en el líquido amniótico. El feto está rodeado de membranas muy delicadas que sólo se pueden perforar una vez para no perder el embarazo.Por eso, cuando un feto presenta una patología que pone en peligro su vida y debe ser intervenido urgentemente en el vientre de la madre, el cirujano fetal se enfrenta a un gran reto, ya que debe decidir de manera muy precisa por donde entrará al útero y, una vez dentro, tiene pocas referencias para moverse con seguridad.

La visión de los endoscopios fetales es muy limitada y por ello se hace necesario un guiado continuo sobre su posición dentro del útero. Hasta ahora esto se hacía con ecografía, pero el nuevo sistema permite disponer de una navegación 3D adicional que proporciona información que hasta ahora no se podía tener. Esto es así porque el endoscopio lleva incorporado un sensor en el extremo que se detecta por antenas externas y, a partir de complejos algoritmos y fórmulas matemáticas, permite sincronizar la reconstrucción virtual de la placenta con los movimientos reales de los instrumentos quirúrgicos.Se trata de un avance importante, realizado por primera vez en el mundo en cirugía fetal, y que ilustra cómo las nuevas tecnologías son fundamentales para conseguir cirugías más seguras con sistemas que asisten al cirujano continuamente para reducir mucho los riesgos.

El nuevo navegador es especialmente útil para las intervenciones de cirugía fetal extremadamente complejas como, por ejemplo, las que se hacen para corregir el síndrome de transfusión feto-fetal que se produce en un 10-15% de los embarazos de gemelos monocoriales (que comparten la placenta). En este caso, uno de los fetos pasa sangre al otro de forma constante, lo que provoca casi siempre la muerte de los gemelos. Con una cirugía fetal, se consigue revertir la situación y lograr la supervivencia de al menos uno de los dos fetos en más del 90% de casos.

"El nuevo GPS quirúrgico ayuda al cirujano a guiarse en el quirófano y también a identificar el mejor punto de entrada, la situación exacta del inicio de los cordones umbilicales y los vasos sanguíneos de la placenta, para que se pueda completar la cirugía con más facilidad y probabilidad de éxito", explica Miguel Ángel González Ballester, investigador ICREA y coordinador del proyecto en la UPF.

En lo que llevamos de 2019, BCNatal ha llevado a cabo un total de 20 cirugías fetales con este nuevo sistema. Los resultados de las innovaciones tecnológicas han sido aceptados en diversas revistas científicas internacionales de bioingeniería. La innovación clínica fue presentada en el congreso mundial de medicina fetal en junio de este año y la primera serie está en preparación para publicación.

Según Eduard Gratacós, director de BCNatal, "este es uno de los proyectos de investigación para innovaciones tecnológicas que estamos desarrollando desde hace cuatro años gracias a la financiación de la Fundación Privada Cellex, y que están dando paso a una nueva generación de técnicas que revolucionará la forma actual de hacer cirugía fetal y seguramente otras cirugías de muy alta precisión que aún dependen muchísimo de la habilidad personal del cirujano".

BCNatal, formado por Sant Joan de Déu y el Clínic, es uno de los centros pioneros en clínica e investigación en cirugía fetal, ha desarrollado y realizado por primera vez en el mundo varias de las técnicas actuales, recibe para formación especializada médicos de los 5 continentes, y realiza más de 100 cirugías fetales al año de pacientes nacionales e internacionales, con un registro total de 2.000 intervenciones de este tipo.