Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Preguntas frecuentes sobre la infección urinaria

Tiempo de lectura: 4 min
El análisis de orina dice que tengo infección de orina. ¿Tengo que tratarme?

El término “Infección urinaria” no es sinónimo de “Cultivo de orina positivo”. En general, si no hay síntomas de infección no es necesario tratarse, salvo en contadas ocasiones. Incluso cuando el análisis de orina indique que hay un germen. Sólo debe hacerse tratamiento con antibióticos cuando haya síntomas y signos de infección urinaria. De no hacerse así, podemos ir seleccionando gérmenes cada vez más resistentes en el aparato urinario, cada vez más difíciles de tratar cuando haya síntomas.

¿Puede Vd. ponerme en la receta un antibiótico para cuando tenga la infección?

Los antibióticos no pueden prescribirse “por si acaso”. Es necesaria la evaluación por parte de un médico y la prescripción del antibiótico, sólo en los casos necesarios. El tratamiento debe realizarse con la dosis y con la duración precisas. De no seguirse esta norma, podemos encontrarnos cada día con gérmenesmás difíciles de tratar.

Mi marido/mi mujer lleva sonda. ¿Por qué no le recetan un antibiótico para que no coja infecciones de orina?

Es imposible conseguir que una sonda se mantenga en un ambiente de esterilidad. Se ha estudiado con detenimiento si es necesario el uso de antibióticos en esta situación, y se ha llegado a la evidencia de que su uso es contraproducente. Sólo deben usarse cuando el médico que atiende a la persona sondada lo crea necesario, ante la presencia de infección urinaria activa, que es diferente a la presencia de un cultivo de orina positivo. 

¿Qué circunstancias son las que favorecen que tenga infecciones de orina?

La presencia de estreñimiento, el hecho de beber poco líquido (se produce orina muy concentrada), o la presencia de orina residual tras la micción (se puede detectar con la realización de una ecografía tras la micción).  Las mujeres, después de la menopausia, pueden desarrollar también una atrofia de la mucosa vulvar y vaginal, que suele provocar la alteración de los gérmenes a ese nivel.  En general, cualquier elemento que altere la flora intestinal o vulvovaginal puede ser un elemento favorecedor para la infección del aparato urinario por parte de gérmenes.

¿La presencia de infecciones de orina recurrentes puede hacer que tenga cáncer o problemas en la función renal?

Diversos estudios muestran que no existe una relación entre las infecciones de orina y el cáncer. En cuanto a la alteración de la función renal, eso podría suceder en casos con infecciones múltiples a nivel del riñón, lo que denominamos “pielonefritis”. Las cistitis, infecciones que afectan a la vejiga urinaria, no afectan a la función renal. 

¿Es dañino tomar tanto antibiótico?

Como todo fármaco, los antibióticos también tienen efectos secundarios que no se deben menospreciar. Hoy en día, el tratamiento antibiótico es la única estrategia que ha demostrado tener una alta eficacia contra las infecciones de orina, tanto en el tratamiento agudo como para evitar que se repitan. No obstante, los efectos secundarios más frecuentes son la candidiasis vaginal, las infecciones por la bacteria Clostridiodes difficile y la adquisición de resistencia a antibióticos. 

  

¿Dónde cojo las infecciones?

Los estudios muestran que los gérmenes que causan las infecciones del tracto urinario están presentes en la flora intestinal. Por el momento, todo parece indicar que la vía de adquisición de estos gérmenes suele estar relacionada con la ingesta. Seguramente habrá personas con un “ambiente” en su zona intestinal más predisponente, pero aún no se han definido las características de ese ambiente y cómo podemos modificarlas.  

  

¿Existe alguna medida higiénica a tener en cuenta para evitar la infección?

Dado que las infecciones de orina no tienen su origen en una higiene inadecuada, no existe ninguna recomendación específica más allá de las recomendaciones aplicables a la población general. Las pacientes con infecciones urinarias recurrentes deben prestar especial atención a orinar con una frecuencia adecuada, evitar la humedad persistente en la zona vaginal y a evitar el uso de compresas de higiene femenina. En caso de que éstas sean necesarias se recomienda realizar un recambio frecuente. 

¿Si tengo molestias en la zona vaginal/urinaria es que tengo una infección de orina?

Las infecciones de orina comparten los mismos síntomas que otras enfermedades de la zona vaginal y uretral, como puede ser la sequedad vaginal, el liquen, el prolapso vaginal o vesical y un largo etcétera. Aunque las infecciones de orina pueden ser repetitivas, el tratamiento de un episodio agudo es relativamente sencillo, especialmente si se disponemos de un cultivo de orina para identificar qué germen la causa. De esta manera se puede elegir mejor el antibiótico. Así pues, si con el tratamiento antibiótico la paciente no mejora se deberá plantear un diagnóstico alternativo. 

¿Todos los microorganismos en el cultivo de orina son iguales? ¿Existen bacterias malas y bacterias buenas?

Por definición, no existen bacterias “malas” y bacterias “buenas”, sino que hay microorganismos que conviven con el cuerpo humano e incluso ayudan a desarrollar algunas de las funciones. Otros microorganismos, en cambio, causan enfermedades. Definir si un microorganismo tiene un potencial patogénico no es fácil y sólo se realiza en el campo de la investigación. Así pues, es función de los profesionales sanitarios definir si es posible que la presencia de un microrganismo en la orina esté causando enfermedad o no, con la información de los síntomas que proporciona el paciente.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Agustín Franco
Ascensión Gómez Porcel
Pilar Luque
Verónica Rico Caballero

Publicado: 30 de marzo del 2022
Actualizado: 30 de marzo del 2022

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.