Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Diagnóstico de la Mortalidad Perinatal

Tiempo de lectura: 2 min

La muerte de un bebé en el útero se confirma mediante una ecografía que muestra si el corazón ha dejado de latir. 

Después del diagnóstico de la muerte perinatal, el equipo médico informa sobre las opciones de nacimiento y las diversas pruebas a realizar.

Si la salud de la madre está en riesgo, la recomendación es que se provoque el parto lo antes posible para no poner en peligro su salud. Y si esta se encuentra estable puede elegir cuándo provocar el parto. Algunas parejas encuentran reconfortante el pasar algún tiempo en casa tras el diagnóstico. 

Existen diferentes formas de provocar el parto y el método se adecua a cada situación. 

También existe la opción de esperar que el parto comience de manera natural. Hay que tener en cuenta que retrasar el inicio del parto afecta la apariencia del bebé al nacer y que las pruebas realizadas para saber porqué ocurrió la muerte proporcionan menos información. Si se decide esta opción se deben realizar controles frecuentes ya que en un pequeño porcentaje de casos puede haber una afectación en la madre. 

En general, se recomienda un parto vaginal. Aunque a priori puede que resulte molesto pensar en un parto vaginal se debe considerar que hay menos riesgos para la madre, la recuperación es mejor, el alta hospitalaria es más precoz y los embarazos futuros tienen menos probabilidades de tener complicaciones. En casos excepcionales puede ser necesaria la realización de una cesárea.

Estudio de la causa y recomendaciones

En el momento del diagnóstico y después del parto se ofrecen pruebas para ayudar a conocer por qué ha ocurrido. En 2 de cada 3 casos se encuentra una causa.

El estudio de la causa se basa en cuatro pilares fundamentales: 

  • Obtener información sobre antecedentes de la embarazada y exploración física materna para identificar factores de riesgo.

  • Analítica materna para descartar una causa médica subyacente como preeclampsia, infecciones, alteraciones en la coagulación, diabetes

  • Estudio genético para descartar presencia de alteraciones en los cromosomas.

  • Estudio anatomopatológico (incluye la autopsia fetal y estudio de la placenta).

La realización completa del estudio de la causa depende de las preferencias de los progenitores.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.

Noticias relacionadas con Mortalidad Perinatal