Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.
Tiempo de lectura: 2 min

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es el trastorno más frecuente entre las enfermedades mentales que afectan a niños y adolescentes.

Es una alteración del desarrollo cerebral que afecta el proceso de maduración de distintas zonas del cerebro. Esto repercute en la actividad y la función cerebral.

El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad en primera persona

Este trastorno afecta a un 3,4% de la población general. Es el trastorno más frecuente en la infancia y adolescencia. Se calcula que, dentro de una aula, en una clase de una escuela, cada maestro tiene entre uno y tres niños afectados.

Es un trastorno definido que se caracteriza por un déficit en el autocontrol y se describe por tres síntomas principales:

  • Déficit de atención: dificultad en sostener y dirigir la atención.
  • Hiperactividad: dificultad en el control del movimiento.
  • Impulsividad: dificultad en controlar la primera respuesta, actuar sin valorar las consecuencias. La hiperactividad e impulsividad son síntomas de una misma dimensión.

Existe otro síntoma que en la actualidad no se considera principal, pero que frecuentemente es observable en el TDAH, que es la dificultad de controlar las emociones como la rabia, la tristeza, la ansiedad o el miedo e incluso la alegría.

Suelen aparecer los síntomas antes de los 7 años, aunque muchas veces su diagnóstico no se realiza hasta llegar a la edad escolar (en la etapa de educación primaria o secundaria) momento en que se hacen más evidentes las dificultades de comportamiento.  

Es un trastorno de inicio en la infancia que, a pesar de que puede mejorar mucho, actualmente se considera crónico, sobre todo en aquellos casos que presentan un TDAH grave. El diagnóstico precoz facilita la adecuación del entorno y disminuye el impacto académico, social y familiar del trastorno.

Tipos de TDAH

Tradicionalmente se determinaron tres subtipos de TDAH, en función de una mayor prevalencia de la sintomatología relacionada con el déficit de atención o bien con la hiperactividad.    

En la actualidad, se ha desestimado la división por subtipos de TDAH porque se ha visto que es frecuente que se cambie de un subtipo a otro a lo largo de la vida. Con los años la sintomatología de hiperactividad suele decrecer, especialmente a partir de la adolescencia, pero la sintomatología de déficit de atención suele persistir.  

Algunas personas presentan una mayor intensidad de la sintomatología de déficit de atención, se denominan personas con TDA puro. Es un subtipo más frecuente en chicas, muchas veces puede pasar desapercibido y confundirse con un retraso madurativo.

¿A cuántas personas afecta?

En la población general afecta un poco más a hombres que a mujeres. En cambio, respecto a las personas derivadas a un centro de atención de salud mental infantil y juvenil, la diferencia se dispara a 9 chicos por cada chica atendida. Esto se atribuye a que la manifestación del trastorno en las chicas presenta menos alteraciones del comportamiento. Por otro lado, se tienden a confundir los síntomas que presentan las chicas como una conducta pueril e inmadura.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Marta Garcia Giral
Montse Vila
Rosa Nicolau

Publicado: 18 de febrero del 2022
Actualizado: 18 de febrero del 2022

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.