Clínic Barcelona
ENTREVISTA

¿Cómo transformar un hotel en un hospital para pacientes COVID?

Entrevista al Dr. David Nicolás y a la enfermera Núria Seijas, coordinador médico y coordinadora asistencial de enfermería del dispositivo transversal de Hospitalización a Domicilio.  

Enfermera Núria Seijas y Dr. David Nicolás

El Dr. Nicolás y la enfermera Núria Seijas estaban acostumbrados a atender pacientes fuera del entorno hospitalario, ya que trabajan en el dispositivo de Hospitalización a Domicilio del Clínico. Sin embargo, la necesidad urgente de espacio durante el pico de contagios de la COVID-19, hizo que tuvieran que adaptar y organizar un hotel para atender pacientes. Nos lo cuentan en esta entrevista 

¿En qué momento de la pandemia surgió la necesidad de habilitar el Hotel Salud? 

- NS: Surgió por la necesidad de evitar un colapso hospitalario, que estaba a punto de ocurrir en ese momento. Se hizo muy rápido, se necesitaban camas y se decidió que esta era una buena ubicación para los pacientes. Debía ser externo para que el hospital ya no daba más de sí. 

- DN: estábamos en un momento de crecimiento exponencial de los contagios, cada día había más y más ingresados. Fue ya el 25 de marzo por la mañana que decidimos habilitar algún lugar fuera del hospital para instalar pacientes. 

¿Este tipo de medidas "extremas" están planificadas o surgió como una necesidad del momento? 

- DN: No estaba previsto. Varios grupos hoteleros se ofrecieron para ayudar al Departamento de Salud y en el hospital. Un equipo fue a evaluar varias de las opciones propuestas y se decidió que el hotel Plaza cumplía los requisitos de ubicación y otras condiciones necesarias. 

Nuria Seijas "Una tasa tan baja de reingreso demuestra que los pacientes ingresados ​​en el hotel estuvieron muy bien seleccionados" 

¿Cuáles fueron los principales retos a la hora de adaptar un Hotel para tratar a pacientes COVID? 

- DN: el principio con el que trabajamos siempre es el de la seguridad, tanto de los pacientes como de los trabajadores. Estábamos desplazando cientos de trabajadores del hospital, gente que no tenía experiencia previa en enfermedades infecciosas contagiosas, en un entorno completamente atípico. Los principales retos fueron encaminados a conseguir esto, que todo el mundo trabaje lo más seguro posible. 

¿En el Hotel Salud ingresaron más de 500 pacientes, tuvieron una buena evolución? 

- DN: La verdad es que evolucionaron muy bien, la tasa de reingreso en el hospital fue sólo de un 5% de los pacientes, unas 20 personas. Es una tasa muy muy baja. 

- NS: La selección de los pacientes es muy importante, con esta tasa tan baja de reingreso se demuestra que los pacientes estuvieron muy bien seleccionados. Los que estaban allí, tenían que estar y se recuperaron bien. 

¿Qué tipo de pacientes eran candidatos para derivar en el hotel? ¿Este tipo de ingreso serviría para cualquier paciente? 

- DN: Había dos tipos de pacientes que se podían ingresar al Hotel. Por un lado, aquellos que estaban en fase de recuperación tras una COVID grave, que estaban mejorando, pero todavía no se les podía enviar a casa. Y el otro tipo eran los pacientes que entraban en urgencias con una neumonía bilateral y sin factores de riesgo o con factores de riesgo, pero sin neumonía bilateral. Es decir, pacientes con la enfermedad COVID incipiente pero que con el conocimiento que teníamos preveíamos que evolucionarían favorablemente. 

Ns: Una de las limitaciones a la hora de seleccionarlos fue que no podíamos elegir a pacientes que tuvieran una gran dependencia, porque por la infraestructura que tenía el hotel allí no se les podría atender adecuadamente. Eran camas de hotel, duchas de hotel... un paciente que no se puede mover de la cama no podía ir. 

Nuria Seijas "Trabajar con profesionales de todas las especialidades fue un reto, pero a la vez un lujo, cada uno aportaba su visión." 

¿Vosotros, como profesionales, que rol llevabais a cabo antes de la COVID y cuál llevasteis a cabo después? 

- NS: yo era coordinadora asistencial de enfermería de la Hospitalización a Domicilio, y después fui coordinadora asistencial de enfermería del Hotel Salud. Entre enfermería, TCAIs, auxiliares y auxilios sanitarios, gestionaba a más de 120 personas. Esto incluía a profesionales que venían de todos los Servicios del Hospital. 

Fue un reto y un lujo porque cada persona aportaba su visión según su especialidad. Eran profesionales tanto de laboratorio como de quirófano, como profesionales prejubiladas que se reincorporaron, y también estudiantes. La verdad es que fue muy difícil conseguir todo el personal, pero al final se formó un equipo fantástico gracias al objetivo común que teníamos, todos íbamos en la misma dirección. 

¿En tu caso, Dr. Nicolás? 

Yo soy médico de hospitalización a domicilio, y al habilitar el hotel tuve la función de coordinador médico asistencial. Coordinaba a los profesionales médicos que trabajaron en él, unas 80 personas entre médicos de otros servicios y médicos que acababan de aprobar el MIR. Coordinaba los equipos, la parte clínica, y los criterios de admisión de pacientes. 

David Nicolás "Que pudiera haber un brote de COVID entre los profesionales del hotel salud era algo que no me dejaba dormir por las noches." 

¿Todos los profesionales se tuvieron que readaptarse y aprender a trabajar de una manera muy diferente en tiempo récord, fue complicado? 

- NS: fue complicado, la verdad. Al principio se formó a todos los profesionales para aprender a ponerse y quitarse los EPIS. Lo cierto es que las medidas funcionaron bien porque con todos los profesionales que trabajaban, hubo muy pocos infectados. 

- DN: El trabajo de supervisión fue muy importante, siempre vigilábamos a la gente para ver cómo se vestía y desvestía. Era una formación continua sobre medidas de protección. A mí era algo que no me dejaba dormir por las noches, el pensar que pudiera haber un brote, que nos infectásemos todos. Esto lo teníamos muy en mente en todo momento. 

- NJ: también hay que destacar el trabajo de los compañeros de infraestructuras, mantenimiento y sistemas de información, creo que esto marcó la diferencia para poder trabajar lo más seguros posibles. 

-DN: Permitieron que estuviéramos conectados a la red segura del clínico, al igual que lo estamos aquí. Fue un trabajo fundamental y muy intenso, ya que en 4 días estaba todo montado. 

- NS: incluso montaron una red de teléfonos para imitar la función de los timbres de los hospitales, para que los pacientes nos pudieran avisar si les pasaba algo. 

¿Vosotros os dedicáis a la hospitalización domiciliaria, nos puede explicar qué es? ¿Qué ventajas ofrece? 

- NS: La hospitalización a domicilio consiste en que un paciente que cumple criterios de ingreso hospitalario, que normalmente estaría ingresado en el hospital, está ingresado en su casa. Con todos los beneficios que aporta esto: estar en su entorno, la reducción de las infecciones nosocomiales (hospitalarias), una recuperación más rápida, tener a su familia allí... etc. 

- DN: Somos un dispositivo transversal que trabaja con todos los Servicios del Hospital, atendemos pacientes de todo tipo, tanto los que están ingresados ​​por motivos médicos como por motivos quirúrgicos. 

David Nicolás "Con la COVID-19 nos hemos dado cuenta de la importancia de la flexibilidad y la capacidad de adaptación" 

¿Es seguro enviar a los pacientes a casa tan pronto? ¿No necesitan más supervisión? 

-DN: no se trata de enviarlo a casa y ya está, sino de sustituir los cuidados que tendría el paciente en el hospital y darle esa misma atención en su casa. Se trata de pacientes muy bien seleccionados, los elegimos sabiendo qué pacientes requerirán más o menos cuidados. Además, la tasa de reingreso que tenemos es muy baja, en torno al 5%, lo que indica que el paciente está bien seleccionado. 

- NS: Cada día una enfermera visita al paciente y también tienen visitas médicas regulares. Además, tienen un teléfono para contactar directamente con nosotros las 24 horas del día. Después, se les llama a los 30 días del alta para hacerles una encuesta de satisfacción y el grado de satisfacción que obtenemos es muy alto, de un 98%. Al principio les da miedo, pero luego, algunos que han tenido que repetir la experiencia debido a patologías crónicas agudizadas, ya nos piden desde el principio si podrán volver a hacer hospitalización a domicilio. También preguntamos a los cuidadores su grado de satisfacción y siempre tenemos cifras alrededor del 95%. 

¿Después de toda la situación de la pandemia, habilitar el hotel salud, cambiar la manera de trabajar, etc. ¿Qué creéis que habéis aprendido? 

- DN: yo creo que la principal lección que nos ha dado la COVID es la importancia de la flexibilidad y la capacidad de adaptación. Cuando se nos encargó la adaptación del hotel salud ya se pensaba en eso, en la capacidad que tenemos como dispositivo de hospitalización a domicilio de trabajar y adaptarnos fuera del entorno hospitalario. Quizás nos hemos dado cuenta de la importancia de la adaptación ahora y creo es algo con lo que nos tenemos que quedar. Adaptarse a los cambios, a las situaciones de crisis y también a los momentos de tranquilidad. 

- NS: Yo destacaría el trabajo en equipo. Creo que es una de las cosas que se deben destacar del hotel salud. Funcionó por el equipo que hicimos entre todos y todas.